Cuauhtémoc Blanco Bravo

Por Arq. Rodolfo Sagahón Guerrero

Gobernador elegido
y por su pueblo aceptado
por suerte llevaba el nombre
de un héroe ya consagrado

Cuauhtémoc, joven abuelo
héroe a la altura del arte
que en sus sentidos poemas
alabó López Velarde

Suerte en la coincidencia
que en apellidos se aprecia
Popocatépetl es blanco
y el futbolista era bravo

Tomó en seguida las riendas
del mando de nuestro Estado
con el cargo que en las urnas
con su suerte había logrado

Tuvo suerte el encontrar
a notables ciudadanos
para servir al Estado
de Morelos, todo golpeado

Y al elegir con su suerte
un futbolista en su grupo
para arreglar el estadio
dedicado al gran “Coruco“

En su suerte muy confiado
se dedicó a trabajar
como lo había prometido
a su pueblo sin fallar

Pero un día cambió su suerte
porque llegó la Catrina
y se la encontró Cuauhtémoc
al llegar a su oficina

Reclamó airada a Cuauhtémoc
que no la hubiera invitado
a estar en su gabinete
que con suerte había formado

-Tu no tienes perfil
de funcionaria estatal
djo Cuauh a la Catrina
¡y tu mala suerte es fatal!-

Lo amenazó la Catrina
-Si a combatirte me orillas
puedo inventar feas calumnias
en revistas amarillas-

Cuauhtémoc, por el coraje
de un infarto se murió,
La Catrina, victoriosa,
al infierno se lo llevó

Le hicieron un gran sepelio
en el panteón de la Leona
y la gente comentaba
¡Se lo cargó la pelona!

Vaga en las noches su espectro
se oye su voz cavernosa:
-Sólo me cambió una letra,
porque donde era mi suerte
¡Acabó siendo mi muerte!-

 


Cato

Por VGR 2018

Aquí yace Omar Primero
conocido como Cato,
veterinario y huevero
en vida no fue altanero
y tampoco timorato

Puso un negocio de huevos
con resultado exitoso,
fueron muchos los desvelos
y trabajos sin reposo

La muerte se le enfrentó
cargando unos lazos nuevos,
y en la tumba lo amarró
de los merititos... dedos

De la huevería se cuentan
muchas historias curiosas
y aquí escogimos a dos
por ser de las mas famosas

A la huevería llegó
un muchachito inocente
que con fuerza le gritó:
Don Omar dice la tía Rosa
que si tiene huevos
le mande cien pesos

¡Ah mocoso irrevetente!
aquí tienes los cien pesos
pero ve y dile a tía Rosa
si no tiene inconveniente
no me pida así las cosas

Otra vez, cuentan que Omar
andaba de pregonero
recorriendo la ciudad
¡Vendo huevos, vendo huevos,
señoritas vendo huevos!
y una pícara muchacha
con un refrán alburero
le contestó a Don Omar
¡Vendados pa’ que los quiero!

 


Calavera al Coro Fulgencio
Ávila Guevara

Por Antonio Baez Pérez

En su viaje por el mundo
la parca hubo de llegar
a Morelos, tierra hermosa,
paraíso sin igual

Y al percatarse de ella
la calavera cantó
“He llegado hasta morelos
desde lejana región”

Pero muy lejos, al fondo,
otras voces escuchó
¿A quién oigo secretario?
¿Alguien se puso a cantar?

Es un coro, su excelencia
y el mismo se hace llamar
Fulgencio Ávila Guevara,
parece van a ensayar

Pues llévame a donde están
y los vamos a escuchar
y así, diciendo y haciendo,
al MuCIC se fue a sentar

Y estuvo escuchando al coro
muy seria, sin pestañear,
y muy atenta oía
las melodías cantar

¿Cómo se llama el maestro?
Abraham Tinoco en verdad,
pues apúntalo en la lista
que me lo habré de llevar

Las sopranos... muy bonitas,
y no lo hacen tan mal,
apúntame a Rios Cristi
ninguna ha de quedar

Y los tenores... muy feos,
pero bien han de cantar,
los que de verdad no cantan,
son esos bajos de atrás

Pues vamonos secretario,
nadie se habrá de quedar,
a todo el coro Fulgencio,
nos lo vamos a llevar

Y así se llevó a todos,
a cantar y a trabajar,
en las misas y en las fiestas
de su panteón celestial


Griselda gerente

Por VGR 2018

La gerente de huevario
es una experta en finanzas
las revisa casi a diario
para evitar que haya tranzas

Analiza los pedidos
para que esten bien surtidos

Cuenta muy bien los ingresos
de centavos y pesos

Y sabe cuanto se gana
en un mes y por semana

Pero un día se le olvidó
revisar la calidad
de los huevos que vendía
no vió la caducidad
de la fecha que traían

Y ese día por mala suerte
la muerte se intoxicó
por comer huevos podridos
que Griselda le surtió

La muerte muy vengativa
sin valerse de pretextos
le puso una lavativa
con los huevos descompuestos

Tras prolongada agonía
se fue Gris al otro mundo
le llora la huevería
con un dolor muy profundo


Lulú

Por VGR 2018

No pierde oportunidad
de brindar por cualquier cosa
lo mismo en la soledad
que en una reunión ruidosa

Juegos, fiestas y futbol,
alegrías o tristezas,
cosas simples o complejas
son motivo de un jaibol

No se diga en los cumpleaños
en bautizos y velorios
en bodas y aniversarios

En toda reunión que asista
es el alma de la fiesta,
ella es quien la organiza,
la directora de orquesta
y la más notable artista

La muerte tenía planeada
llevársela al cementerio
pero nunca lo logró
pues Lulú muy abuzada
a un antro se la llevó

Y allí las dos abrazadas
disfrutando en plenitud
gritaban muy animadas
“Que esto, que otro” salud