Y PARECE que fue ayer (el 21 de abril) cuando el secretario federal de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, dijo que el 1 junio todos los estudiantes retornarían a los salones de clases hacia el cierre de ciclo. La pandemia por COVID-19 ha resultado mucho más severa de lo que en aquellos días podía preverse, lo que en plan “b” obligó a poner en práctica el programa de educación virtual, de cierto no muy afortunado. El nuevo coronavirus, necio como es, ha trastocado toda expectativa y ahora el funcionario federal marca que la reactivación a la regularidad de las tareas educativas será el 10 de agosto, en más de mes y medio.

LA FECHA del 10 de agosto para llegar-regresar a la nueva normalidad educativa suena razonable, salvo porque la reducción del riesgo de más contagios pasa por la irracional conducta de muchos en estos días. Tal vez por lo anterior el secretario Moctezuma Barragán soltó esa fecha remarcando que es tentativa, alias, como para irle buscando la cuadratura al círculo, que a cualquier paterfamilia le parecerá en chino. Desde luego, también habrá de acotarse que esa probabilidad no será regular para todos los estados del país, especialmente para aquellos como Morelos en que la cima del COVID-19 se presenta tardíamente.

APARTE DEL factor estrictamente sanitario en el plan del regreso a las clases en las aulas, está el factor emocional, es decir que pueden sentir los padres sobre llevar a sus hijos de regreso a las escuelas. Dirían los clásicos “Uno, como quiera; ¿pero las criaturas?”, qué necesidad de que vayan a infectarse por acelerar sus actividades escolares en convivencia con el bicho que trae a mal traer a todo el país. Es decir, la percepción de riesgo, sumado al instinto protector paterno hacia sus cachorros, además de la vulnerabilidad de algunos profes y trabajadores de escuelas, difícilmente hará posible la pronta vuelta de clases.

ASÍ EL panorama, se impone desde ya estar pensando en un nuevo plan “c” de estudios o retomar el plan “b” de “Aprende en casa”, pero recargado, porque más de dos-tres profes dijeron batallar bastante.

opinion@diariodemorelos.com Twitter: @ezapata1