ES MUY probable que la falta de disciplina de la sociedad en cuanto a las medidas de prevención de COVID-19 haya incidido en el repunte de contagios y, a su vez, que el semáforo haya marcado frenos o reversas. 

Esa negativa dinámica la habrá analizado el secretario federal de Educación, Esteban Moctezuma, como para soltar hacia el reciente fin de semana que hay que prepararse para el programa Aprende en Casa III

Hace siete meses, en abril, el mismo Moctezuma Barragán vislumbraba para junio el retorno a las aulas, lo cual no sucedió; ahora opta por la mesura y hace saber que al menos el primer trimestre será virtual. 

EL RETROCESO de Morelos del amarillo al naranja en el semáforo de riesgo epidemiológico tiene varias repercusiones, entre ellas el ámbito abordado que es el de la educación, que queda al lado del de salud. 

Lamentable, sí, que los estudiantes deban continuar su preparación en un modelo que no ha cuajado bien a bien, producto del inesperado arribo al modelo virtual, ajeno tanto a profesores, alumnos y padres. 

Esta realidad es excepcional y única, las causas son múltiples, y es aquí donde se impone el cuestionamiento a la sociedad, dejando para otro espacio a la autoridad: ¿hemos sido conscientes del perjuicio a los alumnos?  

NO, EL irrespeto a las medidas de prevención sanitaria contra COVID se han multiplicado, especialmente en fechas como Días de Muertos y por el aniversario de la Revolución Mexicana, para provocar una escalada. 

La cada día más lejana probabilidad de que los chicos regresen a clases en los salones es, en buena medida, responsabilidad de quienes sin razón válida han ignorado el cubrebocas, la sana distancia, etc., etc. 

¿Cuánto puede culparse a la autoridad de los irresponsables que por pura ignorancia, fanatismo o “valemadrismo” se exponen y exponen a muchos al contagio de COVID? La irresponsabilidad de la autoridad es aparte. 

EL PERJUICIO al estudiantado por el mal manejo de la pandemia en 2020 tal vez no sea tan visible de manera inmediata, pero al cabo de un lustro y más se reflejará y ni modo de culpar a profesores y autoridades.

Por: E. Zapata / opinion@diariodemorelos.com / Twitter: @ezapata1


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado