LUEGO DEL jaloncillo de orejas a los asesores y diputados del Congreso local por las ‘inconsistencias’ del decreto 451 que enviaron al gobierno sobre el uso de plásticos desechables, ya corre el plazo para reducir su uso en beneficio del medio ambiente.

Es decir, la entrega de bolsas, popotes, platos, cucharillas y otros objetos de “un solo uso” es cosa de ley, sin embargo se da el feliz hecho de que más allá del carácter obligatorio se está dando poco a poco gracias a la conciencia y voluntad social.

La Ley de Residuos Sólidos para el Estado de Morelos y la Ley de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente del Estado de Morelos están vigentes a partir del reciente 18 de enero, pero está previsto que su cumplimiento cabal se dé en un plazo máximo de dos años.

Y POR más que el ordenamiento legal para reducir el uso de plásticos contaminantes intenta no dejar lugar a dudas, queda una buena parte a clarificar mediante las leyes secundarias, incluso a la interpretación ya en casos concretos no especificados.

Lo que no deja mucho lugar a valoración es el monto de la multa mínima y las máximas para los establecimientos contaminadores del futuro: al tipo de Unidad de Medida de Actualización vigente, la multa mínima será de entre 434.40 y 8 mil 601 pesos.

Hay otros supuestos de mayor gravedad en la violación a las leyes aludidas, en los que las sanciones realmente son de miedo, es decir entre 434 mil y 2 millones 172 mil pesos.

AHORA BIEN y más que bien, para una buena parte de los establecimientos comerciales y sus clientes no ha sido necesario pensar en multas para irle tomando hábito a ir de compras con las bolsas del ayer o pedir cajas para transportar sus mercancías.

Lo mismo en las centrales de abasto que en mercados públicos, tiendas de abarrotes y de conveniencia u otros negocios, cada vez se observa más la negativa a entregar y a pedir bolsas de plástico de “un solo uso”, lo cual anima a esperar un futuro muy promisorio.

Alias, aún sin una campaña formal, consistente, directa, práctica, de concientización sobre la necesidad de evitar el uso de enseres plásticos de empleo efímero, muchos morelenses están llevando a la práctica el cambio del añejo hábito. Vale.

 

opinion@diariodemorelos.com
Twitter: @ezapata1