OPORTUNA, por no decir necesaria, resultó la decisión de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SDS), que lleva el doctor Topiltzin Contreras MacBeath, de ampliar la prórroga para hacer la verificación vehicular.

La falta de al menos tres centros, de doce, para realizar la revisión de emisión de contaminantes y la constante afinación de los equipos para tal fin, volvió improbable el cumplimiento de esa meta de beneficio común.

A saber, del padrón de unos 600 mil automotores, acaso se tenía el registro de cumplimiento no superior a 200 mil, independientemente de que el transporte público está en veremos y otros “exentados”.

EL anuncio de la nueva fecha límite para verificar los automotores, el reciente fin de semana, fue un tácito reconocimiento de la autoridad de que el programa no ha terminado de cuajar por diversas causas.

Persiste la idea entre los usuarios de que nueve centros para verificar han sido insuficientes, lo que se ha sustentado en las largas filas y prolongado tiempo para obtener la consabida pegatina en el auto.

El hecho coincide con el incierto avance de acciones de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) que agrupa ya a siete entidades, incluida Morelos, y que marchan a diferente ritmo según su circunstancia.

POR cierto, otra evidencia de que las nuevas condiciones para la verificación vehicular en el seno de la comisión ambiental “megalopolitana” es la suspensión de semestral del programa en la CDMX.

Es decir, el programa ha andado rengo, pues mientras en la CDMX había estado vigente en los últimos años, en Morelos había sido suspendido, y ahora es al revés, allá no y acá está en vías de normalizarse.

En tanto, la circulación de vehículos morelenses en la capital del país se torna en un albur, pues no siendo regular aquí la verificación, es probable la detención y sanción allá; o con suerte circula sin multa.

PUESTO el 31 de marzo como nueva fecha límite para verificar los vehículos sin multa en Morelos, tal vez y solo tal vez sea suficiente tiempo para el cumplimiento de todos y así aspirar a menos contaminación.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...