Sesenta años se dicen poco para los odontólogos de la Universidad Nacional Autónoma de México, generación 1959-1963, pues luego de tantos años de haberse graduado, han demostrado que el tiempo no es una limitante para que los compañeros de clase vuelvan a reunirse.

Gracias a la organización y coordinación del comité de alumnos, se llevó a cabo, en un restaurante de la ciudad, una agradable comida de excompañeros, a la que acudieron colegas de la Ciudad de México, Cuernavaca y otras localidades, con el objetivo de celebrar un año más de amistad y 60 de haberse graduado. 

Durante su llegada, fueron recibidos con un coctel de bienvenida y más tarde acudieron al patio principal del restaurante para disfrutar ricos platillos, todo amenizado por música de marimba.

Por: Estefanía Almanza
[email protected]