Se dice que Ochoa y su familia vivirán en la ciudad de Cuernavaca, ciudad gobernada por otro ídolo americanista, así que no te sorprendas si lo llegas a encontrar en la calle.

 

Como el "hijo pródigo" de la fábula evangélica, el arquero Guillermo Ochoa regresó al América, el club más popular de México, tras ocho años en Europa.
    Un retorno a lo grande el de Ochoa, que se convertirá así en el segundo jugador mejor pagado de la Liga MX tras concluir de forma anticipada su contrato con el Standard Lieja del fútbol belga. El guardavallas, presentado en un ambiente de júbilo con un video difundido en las redes sociales y con el número 6 en el dorsal, percibirá unos 4,5 millones de dólares anuales, cifra que no fue confirmada oficialmente.
    En ese rubro, Ochoa sólo es superado por el goleador francés André Pierre Gignac, que milita en el club Tigres de la UANL, es pretendido por el argentino Boca Jrs y percibe cinco millones de dólares por temporada en el equipo mexicano.
    La cifra pagada por América, propiedad del gigante mediático Televisa, es casi cinco veces superior al salario que el arquero percibía en el Standard de Lieja, donde ganaba un millón de dólares anuales.
    "Memo" Ochoa pasará así de ser "un obrero más en el fútbol europeo, en clubes de escasa monta, a regresar como rey a México en el equipo más afamado", escribió el diario Cancha.
    "Memo Ochoa vuelve al América como un rey. Será el mexicano mejor pagado y su familia vivirá con las mismas comodidades que tiene en Europa", afirmó.
    El experimentado portero de la selección mexicana, de 34 años, será compañero de Giovani Dos Santos, de 30 años, otro "repatriado", que en marzo dejó Los Angeles Galaxy de la MLS estadounidense.
    El habilidoso cancerbero, que antes vistió las camisetas del Ajaccio, Málaga y Granada, llenará en el club mexicano el hueco dejado por el argentino Agustín Marchesín, de 31 años, recientemente transferido al portugués Porto.
    Antes de que se hiciera público el fichaje del "Memo" circularon rumores de que su esposa no quería volver a vivir en México por temor a la ola de inseguridad que azota al país y en particular a la capital.
    "Salimos a comer y la seguridad es fantástica. Nadie me reconoce, nadie molesta a mi señora, a mis hijos, ni a mí cuando estoy comiendo o cenando en algún lugar porque no me reconocen", dijo Memo a un periodista mexicano durante una concentración de la selección azteca en Los Angeles.
    A Ochoa le restaba un año de contrato, pero había decidido anticipar su salida y había versiones de que era acechado por equipos como el portugués Porto y por el recientemente ascendido a la Serie A del fútbol italiano Lecce. Una de las condiciones que habría esgrimido para aceptar la oferta del América era residir fuera de la capital y la directiva se lo concedió. 


Últimas Noticias