El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación excesiva de grasa perjudicial para la salud. Suele ser el resultado de un desequilibrio entre las calorías ingeridas y las utilizadas. 

Expertos indican que las personas obesas tienen alto riesgo para desarrollar enfermedades como las cardiovasculares, diabetes y cáncer. 

Lo anterior, porque está comprobado que el exceso de grasa desencadena varios tipos de enfermedades oncológicas como el cáncer de mama, de próstata, el colorrectal, de páncreas o del esófago, porque las hormonas como los estrógenos que se encuentran en la grasa, son cancerígenas y desarrollan neoplasias malignas. 

Varias personas no saben que tienen obesidad porque creen verse bien. Sin embargo, el no reconocerlo y tratarlo a tiempo puede traer problemas más adelante 

Mientras que el sobrepeso y la obesidad se relacionan con la presencia de cáncer en el 55% de las mujeres, el porcentaje de hombres con las mismas características cae hasta el 24%. 

Cánceres asociados a la obesidad 

El sobrepeso y la obesidad se asocian con al menos 13 tipos distintos de cáncer. Estos tipos de cáncer componen el 40 % de todos los casos de cáncer diagnosticados. Cerca de 2 de cada 3 son en adultos de 50 a 74 años. 

Los cánceres asociados a la obesidad son: meningioma (cerebro), tiroides, mieloma múltiple, hígado, mama, riñón, vesícula, estómago, útero, ovario, colon y recto, páncreas y adenocarcinoma de esófago. 

 

¿Qué estudios nos permiten prevenir y combatir la obesidad? 

Nos remitimos a lo más sencillo, es más fácil prevenir y controlar la obesidad, que el cáncer, por eso, deberías realizarte estos estudios que te pueden dar un panorama sobre si tienes sobrepeso. 

Glucemia basal: El exceso de peso y la obesidad puede llevar a que los órganos no respondan a la insulina. A esto se le llama resistencia a la insulina y produce una subida de los niveles de glucosa sanguínea. Por ello es importante que se vigile a las personas obesas. Es conveniente comprobar regularmente que los niveles de glucosa son los adecuados en aquellas personas que se encuentran en la población de riesgo: obesos, embarazadas o hipertensos. La glucemia basal es el nivel de glucosa en ayunas: recién despertados y cuando la cena queda ya lejana en el tiempo. Los médicos hablan de glucemia basal alterada cuando personas que todavía no son diabéticas tienen valores ligeramente altos de glucosa en sangre, de unos 110-125 mg/dl. 

Hemoglobina glicosilada: Una prueba de hemoglobina A1c (HbA1c) mide la cantidad de azúcar en la sangre (glucosa) adherida a hemoglobina. La hemoglobina es la parte de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo. La prueba de HbA1c muestra la cantidad promedio de glucosa adherida a hemoglobina en los últimos tres meses. 

Creatinina: Un elevado índice de masa corporal es uno de los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de enfermedad renal crónica y cáncer de riñón. Por esta razón, es conveniente realizar la prueba de creatinina. El análisis de creatinina es una forma de medir el funcionamiento de los riñones al momento de filtrar los desechos de la sangre. La creatinina es un compuesto químico que resulta de los procesos de producción de energía de los músculos. Los riñones sanos filtran la creatinina de la sangre. Conviene dejar claro que un valor superior a 4 mg/dl de creatinina, obliga a pensar en daño renal importante. 

Colesterol total:  El médico podría pedir una prueba de colesterol como parte de un examen de rutina, o si tiene obesidad.  

La prueba de colesterol le da información importante a su médico o profesional de la salud sobre sus niveles de colesterol en la sangre. La prueba mide: 

Niveles de LDL: El LDL, también conocido como el colesterol "malo", es la principal causa de obstrucciones en las arterias 
Niveles de HDL: El HDL, considerado el colesterol "bueno", ayuda a eliminar el colesterol "malo" o el LDL 
Colesterol total: La cantidad total de lipoproteínas de baja densidad (colesterol LDL) y de lipoproteínas de alta densidad (colesterol HDL) que hay en la sangre 
Triglicéridos: Un tipo de lípidos o grasas que hay en el cuerpo. Según algunos estudios, los niveles altos de triglicéridos pueden aumentar el riesgo de enfermedad del corazón, especialmente en las mujeres. 
Niveles de VLDL: Las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL, por sus siglas en inglés) son otro tipo de colesterol "malo". Se ha encontrado que existe una relación entre los niveles altos de VLDL y la formación de placa en las arterias. Las VLDL no son fáciles de medir. Por eso, la mayoría del tiempo, estos niveles se calculan en base a los niveles de triglicéridos.

Consulta a tu médico y haz tu cita para realizarte tus exámenes en CDI.   


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

CDI - enero 2022