Estas fechas de decembrinas nos hicieron recordar cuando éramos unos niños ilusionados con la llegada de Papá Noel o Santa Claus, cenabamos con nuestra familia y recibiamos regalos fantásticos.

Muñecos, ropa, autos mecanicos e incluso mascotas, nos hacían felices en esas fechas, pero el premio de oro, si te habías portado bien todo el año, era una consola de videojuegos, en específico, un Super Nintendo o un Nintendo 64.

Si tú fuiste de esos niños afortunados en despertar un 25 de diciembre y encontrar la fantástica consola, te tenemos muy buenas noticias, pues algunos curiosos, han construido una consola portátil para llevarla hasta al baño.

Los llamados 'MODDERS' (personas que se dedican a modificar consolas o computadoras) no se toman días de descanso y esta noticia nos lo demuestra en su total expresión.

 El trabajo de miniaturizar consolas clásicas de videojuegos, es todo un reto ¿Recuerdas la Nintendo 64? No era un dispositivo precisamente pequeño. Sin embargo, a principios de este año, GmanModz demostró ser capaz de crear una versión portátil de dicha consola.

Pero las buenas noticias no paran aquí, ya que esta mini consola no satisfacía a los creadores, decidieron reducirla aún más para que fuera compatible con cartuchos originales.

Si bien hoy existe una gran variedad de opciones para jugar desde cualquier parte como la Nintendo Switch y los servicios basados en la nube, el desafío —y la nostalgia— por crear consolas portátiles clásicas sigue vivo. El trabajo realizado por GmanModz ha sido muy bueno y logró crear una Nintendo 64 mini completamente funcional.

Si piensas en crear una en casa, debemos advertirte que no es una tarea fácil.