Debido a las condiciones laborales que exige el confinamiento de las y los trabajadores ante la pandemia de Covid-19, la Ley Federal del Trabajo se modificó para incluir nuevas normas que las empresas deberán seguir a fin de que sus empleados puedan realizar sus tareas desde casa. 

La reforma fue publicada hoy en el Diario Oficial de la Federación (DOF), por lo que mañana entrará en vigor. Sin embargo, cabe resaltar que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social contará con 18 meses a partir del 11 de enero de 2021 para publicar una Norma Oficial Mexicana en la que se extiendan las nuevas obligaciones. 

“El teletrabajo creció de manera importante frente a la pandemia, hecho que fue resuelto por el legislativo y en donde se aprobó una ley que implica una discusión mayor”, detalló en un informe Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo y Previsión Social.

Se define como teletrabajo a las actividades que realizan los empleados en instalaciones distintas a las que su empresa tiene para ejercer sus tareas. La definición de home office también incluye encargos para los cuales se requieran las nuevas tecnologías de comunicación e información.

Nuevas obligaciones 

  • Gastos 

Los patrones deben asumir gastos de electricidad así como de servicios de telecomunicación, pues el trabajo se realiza desde casa y ellos deberán contribuir con una parte proporcional a los recibos. 

  • Equipo de trabajo

Para poder laborar desde el hogar, los empleadores tienen la responsabilidad de instalar y mantener en buenas condiciones los equipos de trabajo. Las personas que los reciban deberán cuidarlos y hacer buen uso de ellos.

  • Desconexión

Fuera del horario laboral, los empleados tienen derecho a no participar en comunicación por plataformas digitales (mensajes de WhatsApp, llamadas telefónicas o correos electrónicos) donde se traten asuntos relacionados al trabajo. 

  • Datos personales

La reforma también especifica que los patrones tienen la obligación de preservar la intimidad de sus trabajadores así como de preservar sus datos personales.

Finalmente, las nuevas normas recalcan que los empleadores no pueden dar sueldos inferiores al personal que realice sus actividades en home office, por llevar a cabo tareas iguales o similares a las de trabajadores que ejecutan sus deberes de manera presencial.