Cuernavaca, Morelos.- Luego de que se diera a conocer que la diputada Naida Díaz Roca fue expulsada de las filas del Partido Socialdemócrata (PSD), en el Congreso del Estado los legisladores han señalado que conserva sus derechos y se mantiene dentro de la Junta Política.
Desde el pasado lunes por la noche circuló un comunicado emitido por el PSD, en donde anunciaron la expulsión de la única legisladora de este instituto político en el Poder Legislativo, más tarde la diputada también fijó postura.
En este sentido ayer por la mañana el diputado Marco Zapotitla Becerro, aseguró que dicha expulsión no le resta la participación a Díaz Roca en el palacio legislativo e incluso se deberá mantener como integrante de la Junta Política.
Manifestó su solidaridad con la legisladora y aseguró que en el Congreso los diputados son parte de un instituto político, pero también hay quienes son independientes.
“Ella tiene nuestro respaldo y reconocimiento, es una compañera legisladora más y todos los compañeros son libres de tomar sus determinaciones, algunos militamos en un grupo parlamentario y otros son independientes, en el caso de ella es una expulsión pero seguirá ocupando sus comisiones y deberá continuar en la Junta Política”, afirmó.
Por su parte el Presidente de la Mesa Directiva, Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, comentó que se queda sin representación del PSD, sin embargo, se mantienen sus derechos como legisladora.
“Seguramente llevaremos el tema tanto a la Junta Política como a la Conferencia, pero como diputada no pierde sus derechos, finalmente los diputados estamos en igualdad de condiciones”, declaró.
Por ahora no se ha informado si la diputada local se mantendrá independiente o si se sumará a un partido.

"Tiene nuestro respaldo, es una compañera legisladora más y todos los compañeros son libres de tomar sus determinaciones, algunos militamos en un grupo parlamentario y otros son independientes, en el caso de ella es una expulsión pero seguirá ocupando sus comisiones.” Marco Zapotitla Becerro, diputado local.

 

Por: José Azcárate
[email protected]