La Unidad Especializada en Delitos Sexuales, de la Fiscalía Regional Oriente, acreditó la plena responsabilidad de Alejandro “N” en el delito de abuso sexual agravado, por el que obtuvo del Tribunal una sentencia condenatoria en su contra durante juicio oral

Fue durante una celebración familiar realizada el 28 de diciembre del año 2019, que la víctima de entonces ocho años, se encontraba al interior de un domicilio ubicado en la colonia Peña Flores del municipio de Cuautla, donde su padre la llevó a dormir a una de las habitaciones del inmueble.

Tiempo después ingresó al cuarto su tío quien al ver a la niña dormida toco sus partes íntimas. En días posteriores al encontrarse en un domicilio diverso repitió la misma agresión sexual contra la menor víctima. Ante los hechos la niña contó a su madre lo sucedido misma que en representación de su hija realizó una denuncia ante el Ministerio Público de la Fiscalía Oriente.

Al judicializarse la carpeta de investigación, la representación social obtuvo de un Juez una orden de aprehensión en contra de Alejandro “N”, y en cumplimiento a dicho ordenamiento judicial, el hombre fue detenido por agentes investigadores de la Fiscalía de Morelos el 12 de agosto del año 2020 en el municipio de Coacalco de Berriozábal, Estado de México.

Al desahogarse las diversas etapas del proceso penal se llegó a la audiencia de Juicio Oral, en donde el Tribunal de Enjuiciamiento valoró las pruebas aportadas por la Fiscalía Oriente en las que se demostraba la plena responsabilidad de Alejandro, las cuales le permitieron a los juzgadores emitir una sentencia condenatoria en contra del hombre por el delito de abuso sexual agravado.

Fue durante el desarrollo de la audiencia de individualización de sanción que el Tribunal impuso a Alejandro “N” una pena privativa de libertad de 16 años de prisión, estableciendo la cantidad como pago de reparación del daño a favor de la menor víctima.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado