El mandatario estatal recorrió las viviendas afectadas en la colonia Tres de Mayo, de Tlayacapan
 
La visita del gobernador Cuauhtémoc Blanco a la colonia Tres de Mayo, en el municipio de Tlayacapan, “quiere decir que les importamos y que nos van a apoyar”, señaló María Félix López, quien junto con otras 60 familias padecieron la inundación de sus domicilios, por el desbordamiento de la barranca que atraviesa la zona urbana.
 
La noche del 02 y la madrugada del 03 de septiembre, el exceso de lluvias generó que el agua saliera de su cauce, invadiendo el interior de las viviendas; la solidaridad de los vecinos y la respuesta del Gobierno de Morelos se presentó de inmediato para apoyar a la población.
 
Por instrucciones del mandatario estatal, brigadas de la Coordinación Estatal de Protección Civil, los “Zacatuches” de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), personal de Servicios de Salud Morelos (SSM) y elementos del Mando Coordinado Policía Morelos acudieron a la zona para sumarse a las labores de ayuda.
 
El Sistema DIF Morelos desde tempranas horas estuvo en el sitio del desastre, entregando víveres, cobijas y ropa a mujeres, hombres, niñas y niños que perdieron todo.
 
Blanco Bravo priorizó en su agenda de trabajo acudir al sitio para atender las principales necesidades de la gente, cuando llegó, llevó consigo un camión cargado de colchones para entregar a las familias, además de otra dotación de despensas.
 
Luego de agradecer a los cuerpos de rescate y al Ejército Mexicano, el jefe de Ejecutivo reconoció el valor de los propios vecinos que fueron los primeros en responder. “No están solos, hay un Gobierno aquí para brindarles todo el apoyo, vamos a ponernos a trabajar”, expresó.
 
Previo a recorrer los hogares afectados, Cuauhtémoc Blanco entregó los colchones, víveres, un kit de alcohol gel al 70 por ciento y cubrebocas.
 
Con estas acciones, los habitantes comprobaron que cuentan con él, por lo que su presencia en el lugar representó una esperanza. “El haber venido el Gobernador es algo que les da algo de vitalidad y fuerza en este momento tan trágico”, dijo Leticia Vega, quien acudió a auxiliar a su familia.
 
Por su parte, Anahí Salazar Reyes indicó que los víveres son de gran ayuda en estos momentos en que se perdió casi todo, y agradeció el esfuerzo que realizó Blanco Bravo y su equipo de trabajo para estar con ellos, apoyándolos en el lugar de las inundaciones.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado