Este viernes fueron reconocidos los periodistas María Ressa y Dmitry Muratov, galardonados con el premio Nobel de la Paz por su lucha a favor de la libertad de expresión.

El comité noruego del Nobel en Oslo, decidió premiar a María Ressa de Filipinas, y Dmitry Muratov de Rusia, por sus "esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión que es una precondición para la democracia y la paz duradera".

Pues los dos redactores han sido señalados por el comité como la representación de todos los periodistas en el mundo, que se pronuncian a pesar de las crecientes condiciones adversas;                                         Llevando un “periodismo libre, independiente y basado en hechos que sirve para protegerse del abuso de poder, de la mentira y de la propaganda de guerra”, señaló Reiss-Andersen, abogada quien es parte del comité encargado de otorgar el Premio Nobel de la Paz.

María Ressa de 52 años ,fue elogiada por el comité por "usar la libertad de expresión para "denunciar el abuso de poder, el uso de violencia y el creciente autoritarismo en su país de origen, Filipinas".

Pues a través de su sitio de noticias Rappler, ha denunciado y criticado la letal campaña antidroga del presidente filipino, Rodrigo Duarte, acusado de ser el responsable de miles de muertes, por esta campaña que “se asemeja a una guerra contra la propia población por el gran número de muerte”.

Además el sitio ha expuesto al gobierno filipino por hacer uso de las redes sociales para difundir noticias falsas, acosar oponentes y manipular el debate público.

Ressa ha sido continuamente objeto de investigaciones judiciales, y que la ha llevado a ser arrestada en febrero de 2019.

Por otro lado Dmitry Muratov ha defendido la libertad de expresión en Rusia a través del diario independiente Novaja Gazeta, del cual es cofundador.

Por este medio Dmitry junto a sus colaboradores informa sobre las acusaciones de corrupción y abusos oficiales en Rusia, por los cuales seis reporteros han sido asesinados.

El editor catalogó el premio como "una retribución al periodismo ruso que ahora está siendo reprimido" al escuchar las noticias de su premiación, del cual asegura estar sorprendido de recibir.

“El periodismo del diario, basado en hechos y en la integridad profesional, lo ha convertido en una importante fuente de información sobre aspectos censurables de la sociedad rusa que rara vez son mencionados por otros medios”, apuntó el comité noruego.

Desde 1935, cuando el alemán Carl Bon Ossietzky reveló el programa secreto de rearme en su país, tras su derrota en la Primer Guerra Mundial, no se entregaba el Novel de la Paz a un periodista.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado