Doha.- El uruguayo Luis Suárez atendió a los medios en Qatar 2022, ante una gran expectación, por ser el segundo capitán, tras Diego Godín, y ser el autor de la famosa mano ante Ghana en los cuartos de final del Mundial 2010. 
Fue a lo primero a lo que se refirió el jugador. En aquel partido, con Suárez ya expulsado, Uruguay pasó a las Semifinales en un choque considerado histórico.
“No debo pedir perdón por aquello. El jugador de Ghana (Asamoah Gyan) fue el que erró el penalti tras mi mano. 
“Si hubiera hecho una entrada, con roja o hubiera lesionado a un jugador, quizá hubiera pedido perdón, pero no por la mano. No fue mi fallo. No fue mi responsabilidad tirar el penalti”, indicó. 

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado