Cuernavaca.- El estado de Morelos podría regresar al semáforo amarillo o anaranjado ante un repunte de casos estimados para enero, por ello es necesario reforzar acciones preventivas para evitar un incremento como en olas anteriores, aseguró Marco Antonio Cantú Cuevas, titular de la Secretaría de Salud. 

Las estimaciones que han realizado respecto al comportamiento de la pandemia por COVID-19 arrojan que habrá un aumento de casos en enero de 2022. 

Consideró que para detectar la presencia de las variantes Ómicron y Delta se debe aumentar el número de pruebas PCR, por lo que no descartó trabajar en conjunto con el Instituto de Biotecnología de la UNAM para el análisis de más pruebas y determinar si hay presencia de la variante recién descubierta. 

Cantú Cuevas consideró que la presencia de Ómicron será cuestión de tiempo, por ello hizo énfasis en la importancia de mantener todas las medidas preventivas como el lavado frecuente de manos con agua y jabón, el uso obligatorio del cubrebocas, mantener sana distancia, evitar lugares concurridos, aplicar alcohol-gel al 70 por ciento, así como aplicar las vacunas contra el COVID-19 e influenza, las cuales son gratuitas y están disponibles. 

En Morelos el incremento de casos de COVID-19 se mantiene estable, es decir, no ha sido significativo, hasta ahora van 50 mil 595 casos confirmados, de los cuales 128 son casos activos y van cuatro mil 938 defunciones.

Dos municipios

Cuernavaca y Cuautla tienen más casos activos, por ello el llamado para reforzar medidas preventivas.

Por: Marcela García marcela.garcia@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado