Cansada de esperar a que su relación llegara al siguiente nivel, una mujer en Estados Unidos decidió organizar una “boda exprés” en la que llegó vestida de novia -con todo y sacerdote- al trabajo de su pareja para formalizar el matrimonio.

La chica acudió a una tienda de la cadena Target, donde trabaja su prometido, acompañada de su dama de honor y un cura para realizar la ceremonia en el mismo lugar.

El video de dicho momento se ha difundido por medio de redes sociales en el que se puede ver a la mujer con todos los elementos listos para casarse dentro de la tienda, mientras sostiene una acalorada discusión con su prometido.

El desacuerdo se debió a que el hombre se encontraba acomodando disfraces de Halloween en uno de los pasillos cuando fue interrumpido por la mujer, quien comenzó a reclamarle por el tiempo que llevan siendo sólo prometidos.

“Tú pusiste este anillo en mi dedo hace dos años. Es hora de hacerlo o dejarlo, nos vamos a casar ahora mismo o me voy”, sentencia la novia.

La situación resultó ser incluso llamativa para los clientes de la tienda, quienes se acercaron para grabar el inusual momento.

 

 

Momentos después de que sostienen la conversación, la pareja, el sacerdote y la dama de honor salieron del establecimiento, aunque nadie supo el desenlace de esta historia.

Mucho se ha especulado, algunos dicen que todo se trató de una broma, mientras que otros mencionan que el novio se negó a casarse y por la pena de esto, la novia ya no compartió la negativa de su pareja.

Te dejamos la conclusión a tu criterio, pero no sin antes hacer la pregunta, ¿A esto le diría que fue algo "tóxico?