Una mujer oyó algo entre sus arbustos que se quejaba en el patio trasero de su hogar y, al indagar de qué se trataba, encontró a un cachorro malherido que lloraba. El pequeño resultó ser un dingo de raza pura cuya raza está en peligro de extinción.

Al parecer un águila dejó caer al cachorro en casa de la mujer, quien habita en la región de Victoria, Australia. La mujer adoptó al pequeño quien tuvo los cuidados necesarios ofrecidos por la familia pero, con el paso del tiempo, su aspecto físico se fue modificando y confundió a toda la familia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

This was me as just a little cub!!

Una publicación compartida de Wandi Dingo (@wandi_dingo) el 30 Oct, 2019 a las 6:41 PDT

“No puedo decir si es un zorro o un perro”, escribió en sus redes sociales junto la imagen del cachorro.

Un descubrimiento sorprendente.

Al llevarlo al centro veterinario, el Alphine Animal Hospital, donde se le hizo una prueba de ADN y se afirmó, hace cinco días que se trataba de una cría de dingo 100% puro de las tierras altas de Victoria. El cachorro fue trasladado a la Fundación Australiana de Dingo y abrieron un Instagram para compartir la información de Wandi con el público, en su primera fotografía se leen los resultados de su prueba:

"¡Mis resultados de ADN confirmaron que soy un Dingo puro!- Wandi Dingo 

Posteriormente se le realizó un examen físico a Wandi y se le hallaron unas marcas en su lomo correspondientes con las garras de un águila, por lo que se decretó que el cachorro de dingo había sido capturado por un águila.

Lyn Watson, la directora de dicha fundación aclaró que este tipo de dingos, de raza alpina, están muy cerca de la extinción ya que en el mercado negro se comercializa con sus pieles.

Wandi será parte de un programa de reproducción y así suministrar nuevos genes para aumentar la fuerza y la diversidad de la población de dingos puros que se encuentran en el santuario. De acuerdo con los cuidadores, Wandi se ha adaptado muy bien a su nueva casa.

El dingo es una especie de perro salvaje que está en peligro de extinción. En Australia existen tres modelos de dingos: los tropicales que viven en las zonas de Kimberly y Plibara; los del interior que viven en el desierto y los alpinos, que son los que comparten hábitat con la población de Australia, la especie a la que pertenece Wandi.