“Mi niña de 5 años, yo y mi otra nieta, la que falleció, nos tiramos al piso. Me dice ‘abuelita, ya abrieron la puerta’, se levanta, pero estaban disparando de afuera, y le pegan en su cabeza”, cuenta Genoveva, esposa de Bellarmino Cardeña Cortés, ex agente municipal, y abuela de María Magdalena, de 11 años, los dos muertos durante el operativo de

elementos de la policía de Seguridad Pública en la comunidad de Tepetzintla, del municipio de Atzalan, en el estado de Veracruz.

"Yo lo siento mucho porque mi niña de 11 años, ¿ ella qué debía?, le dieron como si fuera unadelincuente.” narra Genoveva y señala un punto entre el ojo izquierdo y su ceja, ella cree que esoes un tiro gracia.

Todo empezó cerca de la 1:30 de la madruga del jueves pasado, cuando en algunas casas se escucharon los primeros ruidos. En la casa de Berllarmino, ex agente municipal, tesorero del patronato de la Iglesia y gestor de Sembrando Vida, había cuatro personas. Su esposa Genoveva, y dos niñas.

Sus dos nietas y su esposo dormían, cuando escuchó ruidos afuera e intentaron abrir la puerta de su casa.

Berllarmino preguntó en tres ocasiones quién era, pero nadie respondió. Empuñó las dos armas que tenía para cacería y disparó de la intrusión de personas desconocidas, recuerda Genoveva mientras le toca despedirlo junto a su nieta de 11 años en el panteón de la región.

La balacera empezó y ella y sus nietas se refugiaron en la tienda con la cabeza en el suelo, mientras que escuchaban las detonaciones de las armas y la mercancía de la tienda caía sobre ellas.

Durante varios minutos, Bellarmino logró evitar que ingresaran, pero finalmente cedió ante la muerte y los sujetos entraron.

“Metiero un girón, chisparon el palo de la puerta y se abrió. Entrando dijo uno, este güey ya está muerto, era mi esposo y se van para allá, y dicen la niña también, y me levantan, estaban vestidos de policías, llevaban el casco en la mano”, recuerda Genoveva.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública entraron a la casa, sacaron a Genoveva y saquearon todo lo que había en ella, incluido el recursos que acababan de recibir del programa Sembrando Vida. A ella la pasearon en patrullas de la Policía sin recibir atención médica durante horas y horas.

“Antes de que me sacaran a mí de la casa no habían desaparecido nada, no me habían

saqueado la casa (…) papeles, dinero, nos acababan de dar el apoyo de Sembrando Vida”, cuenta Genoveva.

El operativo desató una movilización en las principales calles del pueblo. Los policías entraron a las casas y los apuntaron con las armas, según los testimonios de los habitantes.

“No lo vi porque estaba de la cara, era negra (…) también en la cabeza porque eran varios,

luego nos pusieron hincados (…) ya después nos dijo que cuando ellos se salieron que no fueran a salir”, cuenta entre lágrimas Vicente, quien a sus 11 años (la misma edad que María Magdalena) fue una de las víctimas de aquella noche al tener un arma apuntando su cabeza.

Vicente, papá del niño de 11 años, contó que al escuchar ruidos afuera se asomó por la ventana solamente para encontrarse con que los sujetos ya entraban a su casa, encañonaban a sus hijos de 5, 6, 8 y 11 años y se robaban los 13 mil pesos que tenía de la tienda Diconsa, para después tratar de tranquilizarlos presentándose como Fuerza Civil.

“Me rompieron la puerta y se metieron y me desabarrancaron de la cama con los dos niños chiquitos y me dijeron tus armas y dinero, llegan y me meten con la arma en la cabeza y yo no tengo nada de eso (…) ya me habían dado el primer golpe, me sacan a pata pelada, sin suéter, con mi niño en brazos, sacan una cuerda y me comienzan a enredar y me enredan a mis chiquito”, cuenta Alicia Cardeño, hija de Berllarmino a quien hoy debe decir adiós.

 

Versiones encontradas

 

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Veracruz dieron muerte a un hombre de 63 años y a una niña de 11 el jueves 9 de enero, según contaron varios habitantes de la comunidad de Tepetzintla

De acuerdo a  lo relatado por los pobladores, cerca de la 1:00 horas los policías estatales llegaron a la comunidad e ingresaron a varias casas, gritando y amedrentando. Según la versión de los pobladores, los uniformados exigían a niños, mujeres y adultos mayores que les entregaran dinero y supuestas armas.

En la comunidad tenían pocos días de haber cobrado el apoyo del programa Sembrando Vida del gobierno federal. Las víctimas consideran que este dinero fue el motivo del ataque.

La versión de los habitantes del pueblo, sobre lo ocurrido la madrugada del jueves en Tepetzintla, Atzalán, dista mucho del informe oficial de Seguridad Pública (SSP), del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, que narró un enfrentamiento a tiros, en donde habían muerto un hombre y una

“mujer”.

Tanto que quienes lo vivieron solo pueden exigir que se haga justicia por lo que tuvieron que vivir, los tres detenidos que aseguran son hombres del pueblo que nada tienen que ver con la delincuencia y sobre todo por la niña y el anciano que murieron esa noche.

 

(Con información de AVC Noticias)