Desde el confort de su hogar en la ciudad fronteriza mexicana de Tijuana, Paloma Zuñiga ha encantado a unos 70,000 seguidores en sus páginas de redes sociales "Paloma para Trump", que creó después de saber de que Donald Trump quería convertirse en presidente y vio en él "un líder necesario para poner fin a la destrucción de Estados Unidos".

Zuñiga, que tiene doble ciudadanía estadounidense-mexicana, es considerado un "influyente" por el Partido Republicano y, por lo tanto, ha sido una asistente en numerosos eventos, como la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) llevada acabo la semana pasada en la capital estadounidense.

"Estoy en contra de la forma en que están destruyendo los Estados Unidos y lo he estado observando durante 12 años. Ya me estaba dando cuenta de lo que el país ha estado haciendo durante mucho tiempo, así que cuando Trump dijo que se postulaba para presidente, pensé:

"¡Finalmente, alguien que también lo ve y ahora habla de ello!", comento Zuñiga después de asistir a una manifestación organizada por el vicepresidente Mike Pence.

Tiene más de 60,000 seguidores en Facebook y varios miles más en Instagram y Twitter, un canal de YouTube y un sitio web donde comparte sus teorías de conspiración sobre quién está "destruyendo" los Estados Unidos, un fenómeno que asigna a los "hispanos".

"¿A dónde? No, se regresan o los agarramos entre todos (…) ámonos, no pueden entrar aquí no es su país," menciono a un grupo de migrantes que se encontraba próximo a entrar en el país americano.

"¡Se están apoderando de lugares como California donde no hablan inglés!",  manifestó después de asegurar que "las ciudades ya no funcionan según lo diseñado. Los hispanos llegamos y pisoteamos los principios y valores de los Estados Unidos y no nos importa".

La opinión de Zuñiga sobre la inmigración latina lleva a muchas personas a decir que es "racista", que está "en contra de su propia gente" e incluso "se odia a sí misma". Sin embargo, dijo que la comunidad latina no honra a los Estados Unidos porque "piensan que es una zona de negocios donde los estadounidenses son estúpidos y pueden aprovecharlos".

Zuñiga es originaria de la Ciudad de México y emigró legalmente a los Estados Unidos a los 8 años cuando su mamá se quedó viuda y se casó con un estadounidense.

Como adulta, determino volver a México porque "es más barato" y tiene negocios allí, varias casas y cuida a "muchos perros". En sus perfiles, comparte varias teorías y opiniones sobre varios temas políticos; por ejemplo, hay un video en el que, con gafas de sol y de pie en el patio de un chalet, le solicita al representante de los Estados Unidos para el 43º distrito congresional de California, la demócrata Maxine Waters, que renuncie.

Esta pieza audiovisual se ha reproducido 114,000 veces y se ha propagado otras 3,000 veces en Facebook, una plataforma de redes sociales que, según ella, "limita (el video) impacta" deliberadamente porque "debería poder llegar a 150,000 seguidores".

"La gente me escribe diciéndome que no les puede" gustar "mi página", dijo. Además de Facebook, Zuñiga analiza que las principales redes de medios en México y Estados Unidos, como Televisa, The New York Times y The Washington Post, están en contra de ella, pero al mismo tiempo eso la ayuda a fomentar sus plataformas.