Cuernavaca, Morelos.- El primer medallista mexicano de taekwondo en Juegos Olímpicos, Enrique Torroella, platicó con Diario de Morelos sobre su carrera deportiva, la cual coronó con una medalla Mundial y Olímpica

Pese a que dejó de competir a los 23 años de edad, debido a problemas externos, el profesor Torroella se ha dedicado a compartir su experiencia y conocimientos, mismos que han llegado en varias ocasiones al estado de Morelos, lugar que ve como semillero de talento en esta disciplina. 

 

 

“Tiene grandes competidores, grandes maestros, tiene bastante calidad en cuanto a materia prima; hay jóvenes que se tiene que ir llevando, porque Morelos siempre ha sido protagonista en los nacionales de la especialidad”, dijo en el espacio de ‘Más allá del deporte’. 

También recordó el momento en el que conquistó el metal de bronce en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, sin embargo, y pese a que en el programa olímpico el taekwondo solo sería considerado como deporte de exhibición, el maestro Enrique Torroella  quedó satisfecho con su resultado y con su participación. 

“Como deportista hay que trazarse metas reales, yo tenía el tiempo suficiente para madurar y tenía el tiempo justo, fue cuando inicié mi camino a los Juegos Olímpicos y me puse a participar en todos los eventos que había en México. 

“Lo soñé todos los días y lo imaginé (llegar a Juegos Olímpicos), por lo tanto era un entrenamiento mental también que fue de muchas horas y lo bonito fue conseguirlo”, mencionó. 

El ex seleccionado mexicano también habló de la mentalidad que llegan a tener los deportistas de nuestro país, quienes poco a poco se han ido abriendo brecha en los eventos internacionales.  

“Hemos tenido grandes competidores que han roto con esa idea del ‘ya merito’; somos capaces de hacer cualquier cosas nadamás hay que tener la preparación y fuerza mental”, dijo. 

Finalmente, Enrique Torroella Sánchez recordó la razón por la que no pudo participar en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, justa a la que, asegura, pudo dar la sorpresa en el pódium. 

“No llegué por malos manejos de la Federación, cambiaron mi categoría, no hubo la invitación a los Juegos Olímpicos y fue frustrante por el tiempo invertido, pero al final no pude ir. 

“Hubiera hecho un gran papel, ya tenía cuatro años de experiencia, era mayor, más maduro y yo creo que era mi mejor momento. Pero él hubiera no existe, yo cumplí, represente y entrené dignamente y con la mayor alegría siempre”, concluyó. 

 

FRASE 

“Se entrena para ser el mejor, no lo hice para ser medalla de bronce. Es la mentalidad de un campeón, porque yo iba por el oro.” 

Enrique Torroella, medallista olímpico. 

“Me gustaría apoyar a mi país desde otro lado, pero ahí es donde está el ‘nido’ y eso desanima; habrá la oportunidad y llegará el tiempo en el que pueda ser directivo, aportar y limpiar ese cáncer en el deporte.” 

Enrique Torroella, medallista olímpico

 

Diego García Cruz diego.garcia@diariodemorelos.com