Tepalcingo, Morelos.- ‘¡Ablándese tantito! porque esto ya rebasó el límite. ¡Nos está destruyendo, nos está dividiendo!’ ”, advierten al Obispo de la Diócesis de Cuernavaca feligreses de Tepalcingo, luego de que  Ramón Castro enviara, el domingo pasado, una circular a todas la parroquias para advertir que ningún sacerdote puede acudir a Tepalcingo a celebrar misa, y que las monjas no pueden vender hostias. 

Representantes de las nueve mayordomías manifestaron su preocupación por la tranquilidad de los pobladores y visitantes.

La representante jurídica de la comunidad, Mahelet Enríquez Sánchez, explicó que tras años de conflicto, en febrero pasado se realizó un convenio para transparentar el uso de los recursos de la feria.
En ese documento, todos los involucrados: los mayordomos, los integrantes del Comité del Santuario, los representantes de los gobiernos estatal y federal, así como de la Diócesis de Cuernavaca acordaron que la repartición de los recursos que se obtienen en el templo sería de 50 por ciento para la Iglesia y 50 por ciento para la restauración del santuario dedicado a Jesús Nazareno, “El Señor de Tepalcingo”.

Sin embargo, con la orden del Obispo se ha roto el acuerdo, por lo que manifestó: “Hago responsable totalmente al Obispo de lo que pase en Tepalcingo porque se supone que hicimos un acuerdo y somos gente de palabra. No necesitábamos un escrito, sin embargo, lo firmamos y allá está la firma de los mayordomos y de su representante, pero no respetaron el acuerdo”.

Asimismo, Esteban Castañeda, secretario del Comité criticó que el Obispo Ramón Castro y Castro esté utilizando el tema de la inseguridad hacia los párrocos para negarles los sacramentos.

La falta de párrocos, y el sabotaje que hace el Obispo para negarles las misas, la comunión, todo servicio, y trasladar la sede a Atotonilco genera un descontento social que tiene angustiada a la comunidad.

Por: Ddm Redacción
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...