Cuando se anunció qué equipos conformarían el Grupo F en Qatar 2022 muy pocos pronósticos estaban de lado de Marruecos. No obstante, se midieron a Canadá, los vencieron y sellaron su pase a octavos de final como líderes. Por cierto, también, con su triunfo dejaron fuera a Bélgica, la selección que decepcionó a más de uno.

Así es el futbol y la Copa del Mundo, con escenarios impensados. La selección de Marruecos no perdió ningún duelo en la fase de grupos: a Croacia le plantaron cara y le sacaron un valioso empate a 0; sorprendieron a Bélgica y ganaron 2 a 0; con Canadá se adelantaron y aunque hubo un tramo en el que cedieron el balón, pudieron vencer 2 a 1.

Bélgica fue la decepción. Marruecos la grata sorpresa. Todos pensaban que el lugar que hoy tienen los africanos sería para los Diablos Rojos, pero no. La lógica no pudo imponerse, el buen fútbol sí.

Su pase a octavos de final representa dos sorpresas: la primera y más obvia es el pase en sí, nadie los imaginaba en fase de eliminación, y más aun cuando había que competir contra Canadá, Bélgica y Croacia. La otra sorpresa es la eliminación de los belgas, eso tampoco estaba presupuestado, especialmente por los jugadores con los que contaba.

La gesta de Marruecos es para enmarcar, ya igualaron su mejor papel en una Copa del Mundo y buscarán mejorarlo. Su mejor actuación en un mundial fue en México 1986, en aquella edición llegaron hasta los octavos de final. Pero no pudieron avanzar ya que cayeron contra Alemania en el duelo por el boleto a cuartos.

Los marroquíes tienen la esperanza intacta de brillar en Qatar 2022, hace más de 30 años no conseguían un logro de tal calibre. Y lo hicieron dejando fuera a un equipo, que hasta hace unas semanas, era considerado candidato serio a levantar la copa.

Marruecos se ha caracterizado por tener una defensa sólida. Así que quien sea que los enfrente en octavos deberá hacer hasta lo imposible por anotarles. A eso se suma que son verticales y sumamente técnicos con el balón en los pies. No serán rival fácil de nadie: Bélgica y Croacia ya lo comprobaron.

De poco le sirvió a Bélgica llegar al Mundial como la selección número 2 en el ranking FIFA. Hoy están fuera de los 16 mejores países. Pero el fracaso estaba anunciado, al menos así lo creyó una de sus figuras, Kevin de Bruyne.

“¿Ser campeones del mundo? No tenemos posibilidades, somos demasiado viejos, nuestra oportunidad era en 2018. Hemos perdido jugadores clave y los nuevos no están al nivel de otros en 2018”, dijo para The Guardian.

Tales declaraciones no debieron caer bien en sus compañeros. Jan Vertonghen respondió a las palabras de su compañero: “Supongo que atacamos mal porque también somos demasiado viejos adelante”. Y aunque después el capitán, Eden Hazard, afirmó que no había pasado a mayores la confianza dentro del grupo se cimbró. El reflejo es su eliminación.

 

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado