En Tabasco, la nota más espantosa del día la dio una madre que recibía dinero para que varios vecinos de la colonia que habitaba abusaran sexualmente de su hija de 6 años. Al parecer, la madre hablaba públicamente de los abusos y ofrecía con frecuencia a su hija entre los habitantes de la zona.

De hecho, fueron los vecinos de esta señora los que la denunciaron públicamente al señalar a las autoridades los abusos a los que sometía a su hija. La mujer, Ángela Ivet “N”, de 45 años de edad ya fue detenida y se encuentra recluida en el Centro de Reinserción Social del Estado de Tabasco (Creset).

 

 

Según el fiscal para el Combate a la Trata de Personas de la Fiscalía General de Tabasco, Rodolfo González Góme, las autoridades lograron rescatar sana y salva a la menor. Actualmente, se encuentra bajo la protección de autoridades locales y se le da atención psicológica especializada. La víctima está bajo el resguardo de un familiar porque, al parecer, el padre no está en condiciones aptas para hacerse cargo de ella.

 

 

Según el funcionario, la madre vendía a su hija con un vecino de la colonia Gaviotas de Villahermosa, Tabasco. El cliente principal de Ángela Ivet “N” era un carpintero que vivía en las vecindades y que, actualmente, se encuentra prófugo de la justicia.

Esta triste historia reveló también una compleja red de trata de personas en Tabasco. Según González Gómez, su dependencia se encarga, actualmente, de hasta 11 casos de explotación sexual. Algunos de ellos, incluso, tienen repercusiones internacionales.