Como lo prometió, Luis Miguel regresó al Auditorio Nacional para borrar el mal sabor que había dejado a sus seguidoras con sus cancelaciones y brindar una velada como sólo él lo sabe hacer.

A dos años de haber cancelado sus presentaciones en el coloso de Reforma, Luis Miguel regresó cargado de energía e invitando a su público a disfrutar de sus temas que fueron coreados de principio a fin.

Cerca de 10 mil almas se dejaron llevar por sus baladas, y aunque pocas fueron las palabras del intérprete su presencia en el escenario fue suficiente para que el público lo ovacionara como siempre, pues nuevamente “El sol” dejó todo en manos de su voz y carisma.

No tuvo una gran producción de luces, pero sí se hizo acompañar por una banda de músicos, tres coristas y sus éxitos como “Sólo tú”, “Amor amor amor”, “Tres palabras”, “Ahora que te vas”, “Por debajo de la mesa” y “No sé tú”.

“Es un placer enorme tenerlos en este lugar, hay grandes motivaciones en regresar, una es la música y dos son ustedes, este público maravilloso que tanto cariño me ha dado”, dijo el intérprete mientras su nombre era coreado tan fuere que, admirado, sonreía ante estas muestras de cariño.

“Ojalá les guste este medley”, agregó para interpretar “Cuestión de piel”, “Oro de ley”, “Esa niña”, “Fría como el viento” y “Entrégate”, con las que lució sonriente, incluso buscó acercarse a su público para saludarlos, provocando un remolino de personas que peleaban por tocar su mano.

Sin embargo en esta ocasión “El sol” no sólo dejó en claro que es consentido, sino también lució espectacular en su imagen, conservando la elegancia que le da su ya clásico traje negro.

Pero como buen clásico no podía omitir darle un toque más romántico a la velada con boleros como “La barca”, “Se te olvida”, “Contigo en la distancia” y “La gloria es tú”, que acompañó con piano, robando así los suspiros de un público que lo ovacionó en este regreso.

La llegada del mariachi y la Bandera Mexicana de fondo en el escenario subieron la euforia y dieron un toque único a esta velada en la que sonaron “La fiesta del mariachi”, “Soy lo prohibido”, “Serenata huasteca”, “No discutamos más”, “Siete mares”, “Porque te conocí” y “Llamarada”.

Pero lo que parecía ser el final sólo fue la pausa para regresar en los recuerdos con un medley de temas como “Palabra de honor”, “Separados”, “1+1=2 enamorados”, “Directo al corazón”, “Muchachos de hoy”, “Ahora te puedes marchar”, “La chica del bikini azul”, “Isabel” y “Cuando calienta el Sol”.

“Muchas gracias”, se despidió el cantante de su público en esta primera velada de 12 conciertos que ofrecerá en la Ciudad de México, como parte de su gira “México por siempre”, con la cual también inician los festejos por su próximo cumpleaños en abril.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...