A lo largo de muchos años, las trabajadoras domésticas han sufrido maltrato y discriminación social sin poder ejercer sus derechos; en México, aproximadamente dos millones de personas se dedican al trabajo del hogar, en el que nueve de cada diez son mujeres. Las condiciones a las que se enfrentan las trabajadoras son, en ocasiones, jornadas con más de doce horas, sin seguro social ni posibilidad de ahorro.
Por tal motivo, Lucero Medina presentó su tesis profesional “Discriminación jurídica, económica y social de los trabajadores domésticos” para con ello obtener su maestría en Derecho Constitucional y Amparo, la cual concluyó satisfactoriamente. “Me siento muy contenta por concluir la maestría, a pesar de que tardó un poco en aprobarse, finalmente se logró. Ya existe un precedente histórico de este tema, sin embargo, queremos que las personas dedicadas al trabajo doméstico ejerzan sus derechos para no ser explotadas ni discriminadas” mencionó Lucero.
Alrededor de diez meses le tomó a la profesionista concluir este trabajo, que finalmente fue aprobado por los miembros del presídium: Salvador Guzmán, Sandra Gaeta y José Luis del Valle, quienes tomaron protesta a la abogada y le otorgaron su título.
Por: Estefanía Almanza