La periodista Lourdes Maldonado temía por su vida y pidió ayuda al presidente Andrés Manuel López Obrador en una conferencia matutina, sin embargo, este domingo fue asesinada en un ataque en Tijuana.

Fue en la conferencia de prensa mañanera del 26 de marzo del 2019, cuando en Palacio Nacional pidió la palabra y se presentó como periodista del Semanario del Séptimo Día y, tras cuestionar al mandatario sobre comercio y la aduana, señaló que tenía una situación relacionada a una demanda laboral.

"Vengo para pedirle apoyo, ayuda y justicia laboral porque hasta temo por mi vida", expresó. "Vengo a pedirle ese apoyo y esa justicia y lo hago porque se trata de un personaje fuerte en política que no pretende pagarme ni mucho menos".

"Lo hago porque se trata de su senador con licencia, de su súper coordinador de delegaciones y su candidato, su próximo candidato a la gubernatura de Baja California, el licenciado Jaime Bonilla, por eso estoy aquí, pidiendo su apoyo". 

En ese momento, el presidente pidió al vocero Jesús Ramírez que tomara el caso y señaló que se debía actuar "en el marco de la Ley".

Este domingo, según los primeros reportes, Lourdes Maldonado había llegado en su automóvil a su casa, en el fraccionamiento Santa Fe. Los oficiales que la custodiaban tocaron base y se retiraron. Ese momento fue aprovechado por el agresor para dispararle en la sien. Su cuerpo quedó dentro del vehículo.

La periodista mantenía un litigio laboral 

Maldonado mantenía un litigio laboral desde hace nueve años con la empresa PSN por despido injustificado y adeudos de nómina pendientes.

El pasado miércoles 19 de enero la empresa fue notificada de un embargo mercantil a favor de la periodista, quien fue designada como depositaria interventora.

Ese día, el abogado Eduardo Edmar Pérez Castro, explicó que con dicho embargo se iniciaría un acuerdo de pago con la empresa en favor de su clienta. 

El asesinato de Lourdes Maldonado es el segundo de un periodista en Tijuana en menos de una semana y el tercero a nivel nacional, en lo que va del año.

La periodista estaba dentro del Mecanismo de Protección a Periodistas y tenía una escolta de policías municipales, quienes la acompañaban en un horario fijo. Aún así, Maldonado fue asesinada la tarde de este domingo.

El lunes pasado, el fotoperiodista Margarito Martínez, fue asesinado frente a su casa, también en la ciudad de Tijuana.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado