CUERNAVACA, MORELOS.- Si nos ponemos a revisar las finanzas del hogar, nos podemos dar cuenta que una gran parte de nuestros ingresos mensuales los destinamos al pago de la renta o hipoteca y a los servicios.
Por ello es importante que cambiemos algunos hábitos domésticos para ahorrar lo más posible, sin afectar nuestro estilo de vida.
Para lograrlo, sigue estos consejos para ahorrar en tus cuentas de luz, agua y gas, ahora que estos rubros, en especial el primero y el tercero, continúan subiendo de precio, y no se ve para cuándo se estabilicen o disminuya su costo.

1. Realiza una revisión de las instalaciones
Acude a un electricista y a un plomero para que realicen una revisión de tus conexiones eléctricas y tus tuberías de agua y gas, así te asegurarás de que no hay fallas o fugas que puedan estar aumentando tu consumo.
Asimismo, él puede darte consejos acerca de mejoras que puedan representar ahorros adicionales.

2. Sella y aísla tu casa
Si vives en una zona de temperaturas extremas, aislar tu casa es una de las mejores ideas para mejorar la eficiencia de tus sistemas de calefacción o de aire acondicionado.
El objetivo es que te asegures que no haya filtraciones de aire que dejen entrar el frío o el calor del exterior mientras tus equipos tratan de mantener una temperatura agradable.

3. Mejora tus aparatos
Son tantas las mejoras en eficiencia de los modelos más recientes que te resultarán obvias las ventajas de invertir en aparatos nuevos, como un refrigerador, una lavadora o un calentador de agua.
Si tienes sistemas de calefacción y enfriamiento, instala un termostato programable, el cual encenderá y apagará automáticamente.

4. Haz pequeños ajustes
Cambiar tus lámparas por fluorescentes es muy fácil y te ahorrará mucho dinero en luz.
Modernizar tus grifos y regaderas por otros de flujo bajo evitará que derroches agua. Asimismo, los excusados más recientes utilizan menos líquido y resultan más eficientes.

5. Cambia algunos hábitos
Parecen consejos obvios, pero algunos todavía no los aplicamos cotidianamente.
Opta por cerrar el grifo o la regadera mientras te enjabonas o te cepillas los dientes.
Aprovechar el calor del horno para cocinar varios platillos a la vez.
Planchar toda la ropa de un jalón
Lavar el auto con cubeta y no con manguera.
Usar la lavadora o el lavavajillas con cargas completas .
No mantener el refrigerador abierto por mucho tiempo.
Todas son acciones que parecen mínimas, pero verás cómo se sumarán para representar ahorros importantes en tus facturas.
Recuerda que tener un hogar más eficiente en el uso de la energía y el agua es bueno no sólo para tus finanzas, sino también para el planeta. ¡Pon tu granito de arena!

Por: Ddm Redacción /  [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...