compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Vicios ocultos en las obras de repavimentación de las avenidas, realizadas en los primeros meses de la administración de Cuauhtémoc Blanco Bravo, bajo supuestos contratos de donación, han salido a la luz, a poco más de cuatro meses que fueron entregados, y que tenían una garantía de tres años.
Entre las vialidades que fueron reencarpetadas se encuentran las avenidas Palmira y Universidad, las que por denuncias de los vecinos, a poco menos de un mes de haber sido terminadas, ya manifestaban baches en distintos puntos, producto de lo que se considera una mala obra de ingeniería y  deficientes materiales.
Ayer se realizó un recorrido por dichas vialidades, encontrando que en la avenida Palmira, además de los parches de bacheo, ya han aparecido nuevos hoyos que ponen en riesgo, no sólo el patrimonio de los automovilistas, sino también la integridad de sus ocupantes y peatones.
En la avenida Universidad, el riesgo es mayor y la principal zona afectada es el tramo que va del Lienzo Charro al Instituto Nacional de Salud Pública, a donde confluyen, además de los estudiantes, los deportistas que acuden al estadio Centenario; así como el personal e investigadores del INSP, siendo una zona que en condiciones normales es un foco rojo en el registro de número de accidentes.

Boquete. Hoyo en la avenida Gobernadores, una de las cuales fue repavimentada por la actual administración. Las obras tuvieron un  costo de 60 millones de pesos.

En avenida Palmira. Otra de las importantes arterias de la capital se encuentra en mal estado, pese a que también fue repavimentada, causando afectaciones a los automovilistas.Tres años es la garantía que tendrían supuestamente los trabajos.

Por: Rogelio Ortega /  [email protected]