En esta temporada de incendios forestales, la Secretaría de Salud y la Coordinación Estatal de Protección Civil Morelos (CEPCM), llaman a la población para extremar precauciones, principalmente con niños, adultos mayores y personas con padecimientos en pulmones y ojos.

La CEPCM detalló que es recurrente la presencia de humo durante la noche y madrugada, pero se disipa durante las primeras horas de la mañana.
Por su parte, autoridades de Salud explicaron que cuando se queman materiales de origen natural, como madera o resina de los árboles, se desprenden partículas diminutas de carbón y otras sustancias capaces de llegar al aparato respiratorio, lo que puede agravar las enfermedades respiratorias, como el asma; por lo que se exhorta a las y los morelenses a mantenerse alejados de las áreas afectadas por el humo.

Se recomienda no realizar actividades al aire libre, usar lentes y cubrebocas o algún trapo húmedo, mantener cerradas puertas y ventanas, así como beber abundantes líquidos
Ante la presencia de malestares respiratorios o en los ojos, es necesario acercarse a la unidad de salud más cercana para recibir la atención necesaria.
Ponen a disposición los números de emergencia 100-05-15, 100-05-17 y 9-1-1.