Xochitepec, MORELOS.- La maestra Alma América Rivera Sedeño cumplió 50 años de servicio y ayer, al recibir reconocimiento, conminó a sus compañeros a cumplir con la profesionalización para seguir cultivando aspiraciones y posibilidades en las aulas para las futuras generaciones.
Se dijo ser la portadora del sentimiento de agradecimiento que embarga al magisterio. “¡Gracias por su reconocimiento!”, expresó, dirigiéndose a las autoridades, ubicadas al centro y al frente del salón que recibió a unos 1 mil 600 profesores.
Rivera Sedeño aseguró que la reforma educativa por la calidad de la educación es un esfuerzo universal que avanza sobre “carcomidos y obsoletos sistemas educativos”, para dejar atrás la mediocridad y ofrecer a los niños y jóvenes una mejor educación, acorde a las exigencias de los momentos actuales.
En ese contexto, las maestras y maestros debe entregarse con sencillez y gusto “a la noble tarea de acompañar apoyar y fortalecer los aprendizajes de nuestros alumnos”.
Con ese mismo gusto, los docentes deben esforzarse y aprovechar las oportunidades de actualización que la Secretaría de Educación Pública (SEP), a través del Instituto de la Educación Básica (IEBEM) les ofertan, dijo.
Subrayó que los maestros deben aspirar siempre a lograr una mejor humanidad, como resultado de su valioso esfuerzo, desvelo y empeño.
“El presente y el futuro así lo exigen y porque somos conscientes que el mundo exige un magisterio universal; un maestro con un bagaje cultural y científico, que acompañe, ilumine, conquiste y obtenga; un maestro con corazón de mexicano, que sueñe, cante, ame y redima, porque es en la escuela donde se abren caminos a la prosperidad y éxito”, enfatizó.

"Multipliquemos el esfuerzo en aras de la cultura de nuestros niños y jóvenes; ellos nos necesitan, lo merecen, y aunque las fuerzas nos falten y los ojos se cierren cansados por la vigilia en el estudio, sigamos trabajando y educando.” Alma América Rivera, profesora

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...