Cuernavaca, Morelos.- La titular de la Secretaría de Salud, Patricia Mora González, recomendó a las familias con pacientes en el Hospital General José G. Parrés que por turnos estén al pendiente de éstos, para evitar aglomeraciones en la vía pública, donde ponen en riesgo su integridad física, especialmente en temporada de lluvia.

La funcionaria recordó que las nuevas disposiciones ya sólo permiten que sea un solo familiar el que pueda permanecer en la sala de espera, pero a pesar de esto, el resto de los familiares, no se retiran, continúan en la calle.

La medida, dijo, se tomó con base en el aumento de la demanda de los servicios médicos hospitalarios, que a su vez, provocó que los espacios de espera se vieran rebasados por los familiares.

Eso, aclaró, también significó un riesgo tanto para los pacientes internos, como externos, por lo que la determinación fue limitar el acceso.

Sin embargo, la gente no se va a sus casas, se queda en las inmediaciones del hospital aún con los riesgos que eso significa.

Con motivo de las lluvias, el riesgo de permanecer en la vía pública se agudiza, de ahí la invitación a que se organicen por turnos cuando tengan un paciente internado y colaboren a hacer más ágil el tránsito, tanto peatonal, como vehicular, en la zona del hospital.

La doctora dijo que lamentablemente, el centro hospitalario sólo cuenta con un albergue, al que, de igual manera, tiene acceso un familiar, previa autorización del área de Trabajo Social.

A pesar de existir este espacio que fue construido ex profeso, dijo que se ha corroborado que las personas prefieren estar en la calle, que en el albergue, por la angustia que les genera no tener noticias de sus familiares enfermos.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:




Loading...