COMIENZAN LAS NOTICIAS

Los ucranianos hicieron unos videos que Estados Unidos repartió por todo el mundo. Ahí se encontraba un edificio destruido por las bombas y los misiles rusos, así como a una ucraniana abrazando a un niño por entre los muertos de su departamento humeante, a la vez que el comentarista decía que los cuatro misiles disparados por las fuerzas invasoras rusas, quienes mataron a los 352 vecinos del edificio donde vivía la señora, la que perdió a toda su familia, sólo ella y su hijo se salvaron.

NADIE SABÍA EL POR QUÉ DE LA GUERRA

Nunca se oyó la razón de dicha guerra. Como los del mundo occidental no se podían enterar realmente de lo que estaba sucediendo y aquel que estaba interesado lo llegaba a creer por lo que los medios de comunicación repetían una y otra vez, por lo menos el ciudadano estadunidense medio no se enteraba; los que nunca hablan o piensan acerca de la “política” (en general, la gran mayoría de los habitantes creen lo que los medios repiten y como la sociedad no permite que se politicen, muchos de ellos piensan que no se debe de hablar de política ni de religión. “La política es para los políticos y yo sólo deseo hacer dinero porque ese es el éxito de la vida”).

Los rusos también prohibieron las redes sociales y grabaron videos en cuyos textos propagaban como los ucranianos se iban a refugiar al interior de Rusia huyendo de sus propios soldados quienes los querían matar para hacer más videos de gente maniatada y luego asesinada. Esos videos, decía, eran grabados por las mismas fuerzas rusas y repartidos por toda Europa, Asia, África y Medio Oriente.

LA RECIENTE HISTORIA DE LA PROPAGANDA

Cuando Estados Unidos quiso el petróleo y las minas de Venezuela, armó todo un espectáculo en los medios periodísticos, en las televisoras, el radio, etcétera, contra Maduro, el presidente de Venezuela, sobre el peligro de tener tan cerca a una sociedad “comunista”, que estaba dejando a su propio país en la quiebra, sin medicinas, sin alimentos y con una devaluación de miles de millones que los bancos estadunidenses tenían en su poder y que había sido robada por los comunistas venezolanos y guardado en bancos y propiedades en Miami, Nueva York y otras ciudades, justificando así a la vista del mundo y de los estadunidenses, el odio hacia los venezolanos, a quienes Washington estuvo a punto de invadir.

Pero no se preguntan por qué los venezolanos no tiran a Maduro, ni aceptan a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, reconocido por Estados Unidos, por casi todos los países europeos y varios Latino Americanos.

Al igual que a Cuba, a la que tienen embargada desde hace 60 años y la propaganda gringa les pregunta por radio desde Miami a los cubanos si les gustaría vivir en Nueva York, muchos aceptarían, pero nunca les dicen que tienen que ir a la guerra o dormir en la calle, sin ir a la escuela o enfermos ir a un buen hospital sin tener que pagar miles de dólares para ser bien atendidos.

 

VOLVIENDO A 

LA PROPAGANDA 

DE LA GUERRA

Cuando comenzó la guerra de Corea en que los soldados de Estados Unidos  eran reclutados por el gobierno, nadie se enteró por qué iban a pelear a otras tierras. Que iban a defender, además de a su patria y a la democracia. ¿Qué es democracia? Se preguntaban. El enemigo era un tigre feroz que quería “quitarle el dinero a los Americanos”. Así que el que tenía “pie de atleta” lo mandaban a las oficinas lejos del campo de batalla hasta que se les calentó la razón de esa guerra que pensó que iba a ser tan fácil como en la segunda guerra mundial en que entraron faltando pocos meses para que terminara. entonces mandaron a los latinos a pelear y al perder la guerra en el paralelo 38, se tuvieron que regresar con la cola entre las patas.

Luego descubrieron Vietnam y otra vez comenzó la pelea. Esta vez ya mandaron a los latinos y a los negros por delante, los que pelearon más ávidamente que en las guerras anteriores, porque ahora todos iban también tuvieron que fumar mariguana u otras drogas menos dañinas, pero esta vez fueron reclutados a fuerza, al grado de darles heroína, anfetaminas y otras que los que peleaban con más furor. Ahí también perdieron la guerra; a soldados que jamás volvieron al campo de batalla o a sus hogares; y los que regresaros fueron tratados como héroes y entraron en la lista de los veteranos de guerra. 

Entonces se quedaron sin guerras y la economía se iba a pique, así que en la última década del siglo XX, inventaron la guerra contra Irak y su presidente Sadam Hussein, cuando 10 años después regresaron todos los “marines” derrotados por los Talibanes y ya así, el 11-11 tiraron las Torres Gemelas. El presidente Bush hizo propaganda que habían sido los iraquíes e igual que su padre, el presidente George Bush volvió a invadir Irak hasta matar a Saddam Hussein y ya no tener contra quién pelear. 

Entonces se metieron contra los Talibanes de Afganistán que les habían ayudado a destruir al comunismo de  Rusia. Ahí se quedaron durante 20 años. El presidente Biden sacó a los soldados de ese país, el que fue tomado de inmediato por los talibanes. Se acabaron las guerras y no había a quien venderle armas ni hacer propaganda a ningún conflicto.

Pero después de tanto buscar, encontraron a un actor cómico que era presidente de un país llamado Ucrania, quien había firmado una tratado de paz con Rusia en 2014 en el cual la Isla de Crimea seguía siendo parte de Rusia, con la condición de no ser parte de Europa ni de entrar a la OTAN. Esa parte de Ucrania y Crimea son las únicas salidas de Rusia al Mar Negro hacia Europa y al mar Mediterráneo por el oeste.

Estados Unidos invitó a Ucrania a ser parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), hacerle la guerra a Rusia y recuperar la salida al mar. Ahí comenzó la guerra que ya había empezado con la propaganda en Estados Unidos en su país y lo mismo se hizo dentro de Ucrania.

Se escuchó en todo Estados Unidos la propaganda de la Invasión Rusa a Ucrania sin explicar por qué. Se mostraron las filas de tanques rusos por las carreteras de Ucrania, los edificios vacíos afectados por misiles. En toda una ciudad hubo una señora con un niño muertos que no lograron entrar a los sótanos a resguardarse. No hubo más fallecidos que los que filmaron los ucranianos. Se avisó que iban a bombardear y quien ahí vivía estaba donde no llegaron los misiles.

La Secretaria del gobierno de Estados Unidos, señora Pelosi, en su reunión con el presidente de Ucrania, prometió que “su país nunca dejará de apoyar al de Ucrania, hasta no haberle ganado por completo a los rusos”.

¿CUANDO HABRÁ PROPAGANDA A LA PAZ? 

 

Por: Rafael Benabib / rafaelbenabib@hotmail.com


Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado