Cuernavaca, Morelos.- Originaria de la Ciudad de México, pero cuernavacense de corazón, Liliana Pérez Cano, fundadora de Unidos Somos Iguales Cuernavaca, se ha dedicado a engrandecer este proyecto, en el que por más de 15 años ha logrado generar una sociedad incluyente a través de experiencias únicas con personas con discapacidad en Morelos: “Somos de los pocos modelos que trabajamos con jóvenes y en el que la forma de acelerar el cambio a la discapacidad es transformando la conciencia y pensamiento de las personas, para eliminar las barreras y prejuicios que existen”, expresó.
La discriminación generada por personas, grupos o instituciones hacia personas con discapacidad es un tema que desde años se ha tratado de eliminar. El trato desfavorable hacia otras personas genera en ellas vulnerabilidad, inseguridad y desconfianza para lograr integrarse en la sociedad.
Con el objetivo de cambiar el pensamiento y trato a las personas discapacitadas, Unidos Somos Iguales ha llevado su programa de inclusión social a diversas localidades de la República, integrando a jóvenes de todas las edades en actividades que les permiten conocer las necesidades y formas de pensar de las personas que se integran año con año a la asociación: “No importa que tan desarrollado sea un país, la discriminación hace a las personas con discapacidad” agregó Liliana, quien este año, interesada en llevar el proyecto a nivel internacional, se involucró en la convocatoria “Zero Project”, un programa que reúne a miles de personas y organizaciones con un solo objetivo: mejorar la vida cotidiana y derechos legales de las personas con discapacidad.
A lo largo de tres días, todos los participantes se reunieron en el Vienna International Centre, el complejo de edificios que alberga la oficina de las Naciones Unidas en Viena y formaron parte de diversas actividades como sesiones plenarias, talleres, exposiciones y la ceremonia de entrega de premios.  Dentro de las 65 prácticas más innovadoras, Unidos Somos Iguales fue reconocida por miembros de Zero Project por su modelo de inclusión, que se ha replicado en lugares como Monterrey, Cuernavaca, Puebla, Ciudad de México y Guadalajara, cabe mencionar que las representantes de la fundación, además de recibir el premio como “Práctica Innovadora” obtuvieron un segundo reconocimiento dentro del ámbito “Transfer Model”, el cual se basa en transferir su modelo de inclusión de forma eficiente a otros países y ciudades.
Durante la ceremonia de premiación se contó con la asistencia de la directora nacional de Unidos, Mayte Cárdenas, así como de Liliana Pérez Cano, quienes expresaron sentirse muy orgullosas de poner en alto el nombre de México y  dar a conocer el trabajo que día con día realizan. Las galardonas también fueron recibidas en la Embajada de México en  Viena, Austria, en donde una vez más fueron felicitadas y motivadas para seguir innovando a favor de quienes más lo necesitan.

 “Somos de los pocos modelos que trabajamos con jóvenes y en el que la forma de acelerar el cambio a la discapacidad, es transformando la conciencia y pensamiento de las personas, para eliminar las barreras y prejuicios que existen”, Liliana Pérez Cano

Iniciativa  incluyente
Zero Project es una iniciativa de la Essl Foundation, fundación privada sin fines de lucro establecida en 2007, que se enfoca en la promoción de los derechos de las personas con discapacidad en el mundo. Es una fundación austriaca establecida en 2007 por Martin y Gerda Essl, y sus hijos, con fines sociales e investigación científica. Su misión es apoyar la innovación social, el emprendimiento social y a las personas con discapacidad.
La Fundación Essl es una organización con estatus consultivo especial con el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas desde 2014 (estatus ECOSOC), miembro del Centro Europeo de Fundaciones (EFC) y miembro fundador de la austriaca Verband für gemeinnütziges Stiften.
La familia Essl actúa no solo para garantizar el éxito de su negocio, sino que también considera que el éxito conlleva una responsabilidad hacia la sociedad y el medio ambiente.

 

Por: Estefanía Almanza
[email protected]