compartir en:

 

Cuernavaca, MORELOS.- En México, en el Día de Reyes es tradicional comer este postre, es un pan dulce que simboliza la corona de adviento y que por herencia española se acostumbra comer en esta fecha. Aunque su origen no es precisamente español, sino romano, fue la iglesia católica la que institucionalizó el Día de Reyes y a la rosca como parte de la celebración.
Elaborado con una masa dulce adornado con rodajas de frutas de varios colores, se rellena de nata, crema o chocolate y en su interior se introduce una sorpresa, figuritas del Niño Dios.
La persona que encuentre en muñequito en su rebanada ofrecerá tamales y atole el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

Historia

Siglo III
Los romanos comían panes redondos hechos con miel, dátiles e higos para celebrar al dios Saturno durante las Saturnales.

1100-1199 d.c.
En la España medival se preparaba el ‘roscón’, un pan al que se le escondía un haba que, quien la encontrara se convertía en ‘el Rey de la Faba’.

Siglo XVI
El ‘roscón’, llega a la Nueva España, donde se le agregan ingredientes típicos de la zona como el acitrón, que viene de un cactus conocido como biznaga.

El niño  en méxico
Quien encuentre la figura del Niño Dios escondida en el pan invita los tamales y el atole en el Día de la Candelaria.

Tradición
El niño escondido en el pan recuerda cuando José y María ocultaron a Jesús para salvarlo del Rey Herodes.

Comercio
2 millones de rosca de reyes se venden aproximadamente durante la temporada.

Por: Ddm Redacción / [email protected]