La Luna siempre ha sido motivo de admiración para el ser humano. Los científicos de distintos países se han interesado por el origen de este satélite natural de la Tierra.

Aunque se sabe muy poco sobre ella, hay muchas teorías sobre su origen. La más aceptada hasta el momento es la teoría del gran impacto, que dice que la Luna se formó por un choque entre la Tierra y el protoplaneta Thea, que tiene el tamaño de Marte. Sin embargo, un estudio soviético contempló una posibilidad insólita: que la Luna podría ser una nave espacial creada por una inteligencia superior.

Existen más teorías sobre la procedencia de la Luna. Una de ellas, por ejemplo, afirma que el astro es hueco. Esta idea surgió cuando la tripulación del Apolo 12 dejó caer de manera intencional el módulo lunar sobre la superficie del astro.

44d4e972aa3d4a07404309c5f318f8fa.jpg

A inicios de 1970, ​un grupo de investigadores rusos plantearon la teoría de “un satélite artificial puesto en órbita alrededor de la Tierra por seres inteligentes provenientes de una civilización altamente desarrollada”, que nada tenía que ver los seres humanos.

Shcherbakov y Vasin afirmaron en la revista Sputnik, publicada desde 1967 hasta 1997, que la Luna era una nave espacial gigante muy antigua, cuyo interior fue llenado de combustible para motores, materiales y herramientas para reparaciones, instrumentos para navegación, equipos de observación y todo tipo de maquinaria inimaginable.

Además, los expertos soviéticos expusieron que los cráteres de la Luna están diseñados con los elementos perfectos para ser una nave espacial resistente, ya que debía estar protegida contra las colisiones de objetos interestelares.

En las rocas lunares, los científicos indicaron que sus pares norteamericanos hallaron cromo, titanio y circonio,“Todos ellos son metales con propiedades refractarias, mecánicas y anticorrosivas. Una combinación que tiene una resistencia envidiable al calor, además de la capacidad de soportar un entorno agresivo”.

luna-e1574615370376.jpg

Shcherbakov y Vasin dejaron planteada su postura con una reflexión. “¿Qué es hoy la Luna? ¿Una colosal necrópolis, una ciudad de los muertos donde se extinguió alguna forma de vida? ¿O una nave abandonada por su tripulación y controlada de manera automática?

Y tu, ¿qué opinas? ... .

 

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado