Jojutla, Morelos.- Cuenta la leyenda que el pueblo de San Juan Bautista, de Tequesquitengo, se encuentra sumergido en el lago de mismo nombre. La historia que ha sido contada una y otra vez desde 1845, año en que, aproximadamente sucedió dicho acontecimiento.

A decir del relato popular, el pueblo que se encontraba asentado ahí, fue inundado por órdenes de los hermanos Mosso, dueños de la Hacienda San José Vista Hermosa en esa época.

Periódicos de esos años, señalan que en la zona norte de este valle había una pequeña laguna que era parte del sustento del pueblo de Tequesquitengo, en las riberas de esta, era extraído el tequesquite, mineral por el cual el pueblo fue nombrado así. Hasta que cierto día una diferencia entre pobladores y los hermanos Mosso, hizo que los hacendados desviaran el flujo de los canales de riego hacia el valle,

 

De la leyenda a la realidad

Este suceso ha llevado a muchos especialistas y curiosos a querer constatar los hechos. Estudios recientes aclaran que esta leyenda no habría sido posible, ya que dicho acontecimiento disminuyó la actividad agrícola en la zona, además de que el sobrante del riego no hubiera podido mantener al lago como hasta ahora se encuentra (nivel actual). Así es como surgió una de las teorías más viables: un afluente subterráneo.

1845 (7 de abril) , ¿la verdadera causa?

Ese año sucedió uno de los sismos más fuertes del siglo, el cual pudo ser el causante de que el acuífero se fracturara  e inundara el valle. El sismo afectó Coatlán, Tetecala, Puente de Ixtla, Jojutla, Cuernavaca y Miacatlán entre otros, se hicieron profundas orquedades en el suelo que se conectaron a cavernas subterráneas por donde se filtró agua a la superficie, así que está puede ser la verdadera causa de porque el pueblo de San Juan Bautista de Tequesquitengo quedó inundado.

Por: Ddm Staff
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...