Por lo menos el 50 por ciento de los millennials y dos terceras partes de la generación Z han renunciado a su trabajo por salud mental, según una investigación difundida en la revista Harvard Business Review.

La principal causa por la que los jóvenes adultos padecen enfermedades de salud mental, argumenta el estudio, es que nos hemos transformado en una sociedad multitarea. Esto significa que tenemos la necesidad de hacer varias actividades a la vez, convirtiéndose en una situación complicada de sostener.

Los millennials están renunciando a su trabajo por salud mental.

Sin embargo, una reciente encuesta de Mind Share Partners, SAP y Qualtrics, demostró que al menos la mitad de las compañías en Estados Unidos no considera importante la salud mental de sus trabajadores. Esta trágica posición genera que el 80 por ciento de los trabajadores nunca busquen atención.

"Si tu trabajo empieza a afectar tu salud mental, no esperes a que esto te haga abandonarlo, busca uno que realmente te guste y te de un propósito"- Laura Rhodes, terapeuta.

En cuanto a México, nuestro país tiene la segunda peor calificación a nivel internacional en materia de balance trabajo-vida personal, lo que al final del camino perjudica a las compañías por una simple razón: si estamos estresados, no producimos igual. Asimismo, la perspectiva empeora si revisamos los sueldos.

En México, los jefes están obligados a atender el estrés laboral de sus empleados.

De acuerdo con datos del INEGI, sólo el 4 por ciento de los millennials ganan más de 13 mil pesos al mes, mientras que el 50 por ciento está por abajo de los 7 mil pesos. Esto explica por qué sólo el 1 por ciento de los aztecas busca apoyo.

En contraste, el 43 por ciento de los mexicanos padece de estrés laboral, corriendo el riesgo de que el cerebro mate neuronas y agrave la situación. Esta es la razón más importante por la que el  23 de octubre entró en vigor la Norma Oficial Mexicana (NOM 035) donde los jefes están obligados por ley a preservar a sus empleados del estrés laboral.