La fisioterapia es una profesión en la que los especialistas, conocidos como fisioterapeutas, realizan programas de rehabilitación para mejorar y recuperar las funciones motoras, maximizar el movimiento, aliviar el dolor y tratar y prevenir las alteraciones físicas asociadas a dolencias, lesiones y otras discapacidades en pacientes. 

No hace uso de fármacos, sino que hace uso de otro tipo de tratamientos enfocados a mejorar las molestias del paciente. 

Un fisioterapeuta es capaz de desempeñarse en las áreas de rehabilitación traumatológica, deportiva, neurológica, cardio-respiratoria, ergonómica y geriátrica. 

Tipos de fisioterapia 

Existen diversos tipos y técnicas de fisioterapia. Entre los más socorridos están: 

Neurológica 

Se dedica al tratamiento de las alteraciones y lesiones ocasionadas por una afectación del Sistema Nervioso Central o Periférico y que afectan al movimiento. 

Radica su actividad en mejorar la movilidad del paciente. Para ello crea nuevas rutas neurológicas y refuerza las ya existentes para que el movimiento tenga lugar. 

Estética  

Ayuda a recuperar estéticamente una zona gracias a técnicas como los masajes o la electro estimulación, entre otras. 

Así, el fisioterapeuta estético se encarga, por ejemplo, de dar los masajes necesarios para eliminar la celulitis. Y para recuperar la musculatura afectada por el parto o para recuperar la elasticidad perdida durante una cirugía. 

Vestibular 

Es una forma muy efectiva de tratar los síntomas derivados de una lesión vestibular (oídos). El sistema vestibular se compone por partes del oído interno y del cerebro, cuya función es procesar la información sensorial relacionada con el control del equilibrio y el movimiento ocular. 

Gracias a la fisioterapia vestibular se pueden mejorar síntomas como: Vértigo y mareo, desequilibrio y desorientación espacial, problemas visuales, cambios en la audición, cambios psicológicos y/o cognitivos, mediante un conjunto de ejercicios para disminuir la compensación vestibular y optimizar así la estabilidad del paciente.  

Deportiva 

Trata específicamente las alteraciones ocasionadas por el desarrollo de algún tipo de práctica deportiva, tanto profesional como amateur. 

Kinesioterapia 

Fundamenta su técnica en los movimientos del cuerpo, tanto activos como pasivos. 

Consiste en aplicar fuerza externa para que se produzca un movimiento sin que el individuo o paciente realice una contracción muscular de manera voluntaria. 

Los fisioterapeutas la aplican para mejorar la movilidad articular de personas con capacidad motora limitada, producto de accidentes o enfermedades. 

Respiratoria 

Tiene la finalidad de rehabilitar, recuperar y prevenir las disfunciones en el ciclo de inspiración/expiración. Emplea diferentes técnicas (masajes, golpeteo con los dedos, posturas) para lograr desobstruir el sistema respiratorio y conseguir una mayor ventilación del paciente con compromiso respiratorio. 

Este tipo de tratamientos es muy frecuente en pacientes con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), enfisema pulmonar, bronquitis crónica, asma, fibrosis quística. 

Estas prácticas mejoran el funcionamiento de los músculos que integran el aparato respiratorio. 

También sirve para reeducar la dinámica de respiración de personas que han requerido cirugías o que han experimentado limitaciones. 

Masoterapia 

No es más que un conjunto de prácticas de masaje con fines terapéuticos que, entre otras cosas, puede corregir posturas, aliviar dolor muscular y relajar ciertas partes del cuerpo. 

Punción seca 

Empleo de agujas de acupuntura para el tratamiento de los dolores miofasciales. El miofascio es un tejido fino que recubre la musculatura y los órganos. Los fisioterapeutas aplican agujas y las giran para estirar o liberar tensión en puntos concretos, tratando así dolencias en músculos y vísceras. 

Diatermia 

Significa “paso de calor a través de un cuerpo”. Se trata de una terapia basada en el uso de corrientes eléctricas de alta frecuencia, con lo que se consigue estimular los tejidos en zonas muy profundas que son muy difíciles de activar. 

Con esta técnica se pueden obtener mejora del metabolismo muscular, reducción de inflamación y edema, mejora de la vascularización local, reducción del dolor, incremento de actividad reparadora, reducción del hipertono muscular y regeneración tisular. 

Osteopatía​ 

Es un conjunto de técnicas manuales aplicadas al tratamiento de dolores presentes en diferentes zonas del cuerpo mediante manipulaciones de las articulaciones. 

Terapia de luz 

Implica el uso de diodos emisores de luz (LED) y láseres para mejorar el proceso de curación de los tejidos lesionados. Es útil en el tratamiento de una variedad de afecciones, como el dolor lumbar y el síndrome del túnel carpiano. 

Hidroterapia 

Consiste en sumergir a la persona o las partes del cuerpo que se quieren tratar en aguas con sales, aguas termales o incluso en lodo, para de esa manera lograr hidratar y a su vez estimular determinadas partes. 

Magnetoterapia 

Consiste en la aplicación de imanes que ayudan al organismo a estimular ciertas regiones sin necesidad de medicamento externo, algo que ha demostrado ser muy efectivo. 

Drenaje linfático manual 

Son masajes realizados con las manos, aplicados sobre los ganglios, para aliviar las retenciones de líquidos. El fisioterapeuta localiza los ganglios y los manipula suavemente para vaciarlos, aliviando acumulaciones en el sistema linfático.  

Parafina 

Es una forma de terapia de calor con cera de parafina. Se usa en áreas como las manos o los pies, donde se dificulta aplicar otras formas de calor. Es una buena opción para las personas que sufren de artritis y otras enfermedades reumáticas porque el calor ayuda a aumentar el flujo sanguíneo y a relajar los músculos. 


Cumple los criterios de   The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

CDI - VERANO