De acuerdo con una publicación de la revista Microbial Genomics, en la que participaron investigadores de la Universidad de Queensland (Australia), una de las claves para el reciclaje de plástico a escala masiva se encuentra en un gusano que puede comer poliestireno. 

Según las investigaciones, pudieron comprobar que este supergusano, conocido científicamente como 'Zophobas morio', puede comer poliestireno gracias a una enzima bacteriana en su destino. El gusto de esto insectos por este material, sumado a su gran tamaño, podría ser la clave del reciclaje. 

Los investigadores a cargo y el doctor Chris Rinkey, jefe del equipo de la Facultad de Química y Biociencias Moleculares de la IQ. Llevaron pruebas alimentando a los gusanos con diferentes dietas durante un periodo de tres semanas. 

Para esto utilizaron una técnica llamada metagenómica para encontrar varias enzimas codificadas con la capacidad de degradar el poliestireno y el estireno. 

Uno de los principales objetivos a largo plazo es degradar los residuos de plástico en las plantas de reciclaje mediante la trituración mecánica, para después elaborar la degradación enzimática con ayuda de estos gusanos. 

Con esto se espera que el biociclaje incentive el reciclaje de residuos plásticos y reduzca los vertidos en gran parte del mundo. Además de que, los productos de descomposición de esa reacción podrían luego alimentar a otros microbios para crear compuestos de alto valor, como bioplásticos -derivados de sustancias distintas al petróleo y más fácilmente degradables-. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado