Tras haber quedado en libertad por falta de elementos, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), sentenció con prisión vitalicia a José Juan Hernández Tecruceño , por cometer violencia sexual y asesinato contra Fátima, una niña de 12 años.

Fue en febrero del 2015 cuando José Juan Hernández Tecruceño, Luis Ángel Atayde Reyes y Misael Atayde Reyes ,sorprenderían a la adolescente cuando esta caminaba hacia su domicilio en la comunidad La Lupita Casas Viejas en el Estado de México.

Los involucrados amenazarían a la estudiante con un objeto punzocortante, y la trasladarían hacia un terreno boscoso, en donde la agredieran sexualmente y le privarían de la vida, a unos 60 metros de la carreta Toluca-Naucalpan.  

Serían los propios vecinos de la comunidad quienes entregarían a las autoridades a los probables agresores, sin embargo Tecruceño fue puesto en libertad en junio de 2017 con una dictadura de sentencia absolutoria por la juez Yanet Patiño ,con sede en  Lerma, por “falta de elementos”.

La madre agraviada acusaría a la juez, del juzgado segundo del distrito de Lerma de proceder con irregularidades, “no sé si la compraron o amenazaron, pero echó por tierra las pruebas que presentamos, entre ellos nuestros testigos, demeritando todo lo que hemos hecho y libero al asesino de mi hija, por falta de pruebas”.

Con la ayuda de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, Comisión de Víctimas y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio lograría apelar la decisión de la juez,

“El día de hoy tras un prolongado juicio finalmente hemos logrado llegar a la recta final con el feminicida de la pequeña Fátima, el día de hoy se ha obtenido una sentencia obsequiada por el Poder Judicial tras un trabajo en estrecha mancomunidad con las organizaciones de la sociedad civil, con la familia de Fátima, con la Fiscalía y desde luego con el Poder Judicial del Estado de México”, dijo Dilcya Samantha García Espinosa, fiscal central para los Delitos Vinculados a la Violencia de Género.

Ante esta situación el juez del caso señaló que la sentencia de prisión vitalicia tiene el fin supremo de enviar un mensaje claro, ante un hecho atroz y aberrante, pues declaran la no permisividad sobre los feminicidios.

José Juan Hernández es el último de los tres hombres que fueron encontrados culpables por haber torturado y asesinado a Fátima, quien a sus 12 años de edad, la vida le fue arrebatada al regresar de la escuela.

Luis Ángel recibió una sentencia de 73 años y Misael, a quien por haber sido menor de edad en el momento de los hechos, le fueron dictaminados 5 años de internamiento.

Su madre Lorena Gutiérrez mencionó a los medios que tras el dictamen podrá estar tranquila, pues ninguna otra mujer podrá quedar en manos de este feminicidia.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado