A veces el amor que existe entre la música y el intérprete, llega a un punto en el que deben parar, y esto paso a dos de los cantantes más reconocidos, a nivel mundial han confesado que ya no pueden mantener el ritmo de antes y no por falta de ganas, sino porque el cuerpo lo pide.

 

Y es que este fin de semana Enrique Bunbury anunció la cancelación de su gira debido a los problemas de garganta que enfrenta, y esto lo anunció en redes sociales, donde mencionó que a pesar de haber empezado la gira se dio cuenta de que no podría más y que las complicaciones se empezaban hacer más fuertes.

“Mis problemas con la garganta y la respiración se acrecentaron y volvieron anoche con agudeza y, lo que pensaba iba a estar controlado, está toltamente fuera de mis manos y deseos”.

 

James Hetfield, vocalista de Metallica, durante su concierto en Brasil del pasado 12 de mayo, donde lloró ante su público. ¿La razón? Ser consciente de que su resistencia y fuerza ya no es la misma de hace algunos años.

“Tengo que decirles, que no me sentía bien antes de venir aquí. Me sentía un poco inseguro. Como ya estoy viejo, no puedo tocar toda esta mierda. Es lo que me decía en la cabeza”

Sus amigos y compañeros de la banda le han dado el mayor apoyo antes esta situación, durante su discurso al cantante se le quebró la voz y de inmediato sus compañeros fueron abrazarlo en medio de aplausos y gritos de cariño del público.

Recuerda que los momentos de fragilidad los tenemos todos hasta los más grandes artistas, si estas en algún momento de vulnerabilidad, no está solo, busca apoyo en los que más te quieren.

 

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado