Monterrey.- En el seno de Tigres inició una guerra de expresiones, porque el presidente del club, Miguel Ángel Garza dijo que Jürgen Damm se bajó del barco y este respondió que no fue así.

“Es un caso ya cerrado, él ya manifestó la postura y la verdad que nosotros debemos seguir adelante. Ojalá que no necesitemos contar con él para los dos torneos. Tenemos un equipo bastante competitivo y basto, y si él ya se bajó del barco, que Dios lo bendiga”, expresó Garza.

La respuesta fue en redes sociales: “Yo en ningún momento me bajé del barco, solamente les hice saber con mucho respeto que no renovaría contrato”.

Abundó que su intención, por cariño a la institución, era dar a conocer la noticia, de su salida del club, al final del actual torneo pero “me hicieron ir a conferencia a anunciar la situación. Sigo en el barco y en Tigres”.

Foto: Staff Diario de Morelos

NTX