Tras la creciente preocupación por una posible erupción volcánica, los residentes de un pueblo pesquero al suroeste de Islandia abandonaron sus hogares este sábado.

La reciente actividad sísmica en el área de ha desplazado hacia al sur de la ciudad, donde además el monitoreo de indicó un corredor de magma, o roca semifundida, y ahora se extiende debajo de la comunidad, así lo dio a conocer la Oficina Meteorológica de Islandia.

“En esta etapa, no es posible determinar exactamente si el magma podría llegar a la superficie y dónde”, dijo la Oficina Meteorológica.

Los signos que se ven actualmente son similares a los de la primera erupción de este volcán en 2021, de igual forma presento actividad sísmica que se midió aproximadamente un mes antes.

Entre la medianoche local de viernes se midieron más de 800 temblores a unos tres kilómetros al norte de Grindavík, nueve de ellos con una magnitud superior a 3.

Las autoridades han elevado su alerta de aviación a naranja, lo que indica un mayor riesgo de erupción volcánica. Las erupciones volcánicas representan un grave peligro para la aviación porque pueden arrojar cenizas altamente abrasivas a la atmósfera, donde pueden causar fallas en los motores a reacción, dañar los sistemas de control de vuelo y reducir la visibilidad.

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp