Huitzilac, MORELOS.- El Gobierno del Estado atiende, a través de particulares, a perros de Tepoztlán en litigio. Su destino final será determinado por el juez que lleva la causa.
Ayer, ante el anuncio que la propietaria, Dora Anaya, hizo en redes sociales, de que se presentaría en la residencia de gobierno, en la colonia Reforma, a las 8 de la mañana, para exigir al gobernador la devolución de sus perros, Graco Ramírez instruyó a los titulares de la Procuraduría de Protección al Ambiente (Propaem) y de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coprisem), Laura García y Sergio García, a hablar sobre el estatus que guarda el proceso jurídico que se inició con el decomiso de estos.
Se pensó en invitar a la vecina de Tepoztlán, a asociaciones protectoras de animales que la respaldan, a reporteros, camarógrafos y fotógrafos a conocer el lugar en el que se ubican las mascotas y a dar fe de las condiciones en las que se encuentran actualmente.
La titular de la Propaem dijo que la orden judicial es dar acceso a la dueña para que visite y conviva con sus animales, y esto fue lo que se hizo ayer, pero ella declinó la visita al lugar donde están los perros.
El 22 de abril, como parte del juicio de amparo que Dora Anaya promovió, el juez ordenó la devolución, pero el estado solicitó, a través del Ministerio Público, una prórroga de 40 días, ante el riesgo de probable infección por una bacteria detectada en algunos de los ejemplares.
La prórroga fue concedida mientras se realizan las investigaciones sanitarias, y el juzgador pidió a la Propaem acordar con la dueña las visitas para la convivencia.
Los perros fueron confiscados el 14 de diciembre de 2016, luego de las quejas que vecinos del barrio de Santo Domingo presentaron ante las autoridades ambientales; se habló de un total de 158 animales que fueron llevados a un predio en Xochitepec, mismos que fueron encontrados en condiciones de hacinamiento y sin atención adecuada.
En enero le fueron devueltos y en abril, el Ministerio Público consiguió una orden de cateo para verificar las malas condiciones de su estancia y los perjuicios a terceros.
Fueron llevados a un predio, en la carretera Tres Marías-Huitzilac, que funciona como centro de adiestramiento y actualmente alberga a 151 animales de Dora Anaya.
Durante la visita de ayer se constató que las mascotas se encuentran en buenas condiciones; separadas por raza, sexo, talla, familias, carácter y estado físico; el lugar, contratado ex profeso para albergarlos, lleva una bitácora de la hora en que comen, salen a hacer ejercicio y les asean los espacios en los que están resguardados.

Condiciones. Los perros se encuentran separados por razas, tallas, sexo, carácter y estado físico.

Apertura. Para dar certeza y transparencia sobre la situación de los perros, autoridades de la Propaem y Coprisem condujeron a medios de comunicación y representantes de la sociedad civil al sitio donde están bajo resguardo desde el 16 de abril.

Casas. Los perros tienen lugares específicos para dormir, y se lleva una bitácora diaria sobre su alimentación, ejercicio y salud.

Destino. Mientras se espera la resolución final del juez, los animales continuarán bajo el resguardo de la Propaem.

Postura. Dora Anaya acudió a la residencia de Gobierno a reclamar sus perros, pero no quiso ir al albergue.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...