MÉRIDA, YUCATÁN.- Internos del penal de Mérida del Centro de Reinserción Social (Cereso) elaboran cubrebocas, artículo indispensable en el área médica y que ha escaseado a nivel mundial ante la contingencia por el coronavirus Covid-19.

Se dio a conocer que se les ha dotado del material necesario, como rollos de tela de algodón y elástico comercial, esto con el fin de que las personas que trabajan en la maquiladora que se encuentra en dicho centro penitenciario comiencen con la fabricación de este material, que ha alcanzado precios muy por arriba de su valor común y los establecimientos dedicados a su comercialización han reportado desabasto.

En un comunicado, la Subsecretaría de Prevención y Reinserción Social informó que, con la tela entregada, que cumple con las especificaciones que se requieren para el área médica y de la salud, los internos del penal meridano estiman confeccionar 1,500 piezas por día, para lo cual contarán con el apoyo de 35 máquinas de coser.

Asimismo señalaron que, tras ser elaborados, los cubrebocas pasarán por un proceso de esterilización para después poder ser usados por el personal médico del estado.

De igual manera, se informó que ya se trabaja en coordinación con la delegación Yucatán de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) para que productores textiles de diferentes municipios del estado se sumen a la tarea de confeccionar cubrebocas que cumplan con los requisitos para el área médica y de la salud, lo que también ayudará económicamente a quienes han dejado de percibir por la baja de venta de guayaberas y ropas típicas.

El material fue entregado por el gobierno de Mauricio Vila y se estima que la producción quede lista en los próximo días.