compartir en:

Temixco, MORELOS.- La apertura de gasolineras frente a escuelas o lugares de concentración de personas se da al amparo de las autoridades municipales, que a través de la negativa para otorgar la licencia de uso de suelo podrían evitar el riesgo para estudiantes y ciudadanos.

El caso más reciente está en el municipio de Temixco, luego de que se construye una gasolinera en la calle Brisas de Florida, con la particularidad de que, a escasos metros (pues sólo los separa una calle), se encuentra un centro educativo que incluye guardería, preescolar y primaria; así como un condominio con varios edificios, lo que no fue considerado, al parecer, al momento se que la comuna otorgara las licencias y permisos.

De acuerdo con un concentrado de Petróleos Mexicanos (Pemex), referente a las “Constancias de Trámite Vigentes al 30 de octubre de 2015”, el cual se puede consultar en Internet, se  trata de la Estación Burgos Brisas S. A. de C. V., ubicada en Brisas de Florida No 34, del fraccionamiento Brisas de Cuernavaca, con predio en zona urbana no esquina y número de contrato CT11786.

En un recorrido realizado por Diario de Morelos, se aprecia que la obra en la gasolinera va avanzada, aunque aún no se ha colocado el número de estación correspondiente en estos casos.

Asimismo, el riesgo se incrementa al ubicarse en un lugar con  vuelta de 90 grados, proclive a accidentes automovilísticos.

Pese a que la construcción estaría apegándose a los “Requisitos a cubrir en la solicitud para construir y operar nuevas Estaciones de Servicio” por parte de Pemex, que en su apartado “Elementos restrictivos para la construcción de Estaciones de Servicio y de Autoconsumo”, indica que “No debe existir ningún uso urbano en un radio mínimo de 15 metros, desde el eje de cada dispensario localizado en el predio propuesto para la Estación de Servicio y de Autoconsumo a centros de concentración masiva (escuelas, hospitales, mercados, cines, teatros, estadios, auditorios), los colegios en las cercanías y las casas aledañas la estación colocarían en riesgo a estudiantes y habitantes, en caso de presentarse algún incidente. 

Por Rogelio Ortega