El incendio ocurrió en la ciudad de Davao, al sur del país. Las víctimas quedaron atrapados en el complejo de cuarto piso del edificio

Los bomberos recuperaron el domingo un cadáver de un centro comercial que se incendió en una ciudad del sur de Filipinas y dijeron que hay “cero” probabilidades de sobrevivir para las otras 36 personas que quedaron atrapadas.

La alcaldesa de la ciudad de Davao, Sara Duterte-Carpio, dijo que los bomberos informaron a los familiares que los empleados que quedaron atrapados en una empresa de outsourcing en el último piso del complejo NCCC de cuatro niveles no tenían posibilidades de sobrevivir debido al calor extremo y el denso humo.

Se desconoce en qué momento los bomberos podrían ingresar a todo el complejo NCCC. El incendio comenzó el sábado y para el domingo en la mañana ya estaba controlado, aunque seguía saliendo humo. Los bomberos no cesarán de trabajar hasta que todas las personas desaparecidas sean halladas, dijo Duterte-Carpio.

Las autoridades no han facilitado información precisa sobre las víctimas.

El presidente Rodrigo Duterte y representantes de la Iglesia católica visitaron el lugar el sábado en la noche, se reunieron con parientes de los empleados atrapados y les pidieron que oraran.

Los investigadores determinarán la causa del incendio y las posibilidades de demandas penales contra los propietarios y funcionarios del centro comercial dependerán del resultado de la investigación, dijo la alcaldesa, quien es hija del presidente Duterte.

La gerente de comercialización del centro comercial, Janna Abdullah Mutalib, dijo que el fuego comenzó el sábado en la noche en el tercer nivel, donde ropa, aparatos y muebles están a la venta, después de que una tormenta azotara Davao e inundara partes de la ciudad.

Duterte fue por muchos años alcalde de Davao antes de que lo eligieran presidente en 2016.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...