Lisboa.- Barcelona y Bayern Munich se enfrentan hoy en partido único de los Cuartos de Final de la Champions League.

Muestra el Barsa, forzado por la necesidad y la urgencia, una imagen de unidad y mesurado optimismo, resistiéndose a reconocer en el Bayern a un auténtico lobo y solventando, repitiéndose, que a un partido todo es posible, tan posible como acabar una temporada marcada por episodios negativos con un título que aparcase todas las polémicas, desencuentros y crisis que le han avasallado en los últimos meses.

“Estamos a tres partidos de un título”, se encargó de recordar Quique Setién tras eliminar al Napoli en una suerte de consigna convertida en mantra dentro del vestuario y a su alrededor. 

Pocas veces, el Barsa ha acudido a una cita desnudo de favoritismo como ocurre hoy, enfrentado tanto a un rival amenazante como a sus propios fantasmas y consciente, a todos los niveles, de encontrarse en situación límite. Ganar o adiós.

Ocho nombres (Ter Stegen, Nelson Semedo, Gerard Piqué, Clement Lenglet, Jordi Alba, Sergio Busquets, Lionel Messi y Luis Suárez) son indiscutibles en el 11 y es a partir de ahí que la lógica apunta a Sergi, Vidal y Griezmann como acompañantes en el equipo estelar.

Staff Diario de Morelos