CUERNAVACA, MORELOS.- El personal que el Instituto Nacional Electoral contrató para notificar y capacitar a los ciudadanos que fungirán como funcionarios de casilla el 1 de julio, directamente en sus domicilios, ha sido víctima de ataques y discriminación por parte de la población, denunció ayer el vocal ejecutivo, Pablo Sergio Aispuro.
Indicó que denunciará los ataques ante la Procuraduría General de la República y en los próximos días firmará acuerdos de colaboración con los gobiernos municipales, para que su personal apoye a sensibilizar a la población de la importancia que tiene el trabajo de notificadores.
La problemática a la que se ha enfrentado el personal, va desde accidentes por la orografía de las comunidades más remotas, hasta ataques y mordeduras de perros, asaltos, y agravios de los ciudadanos.
El problema más grave se registró en Cuernavaca, donde un vecino expulsó a una notificadora.
Aispuro Cárdenas exhortó a la población que vive en privadas y fraccionamientos a que sean conscientes del desarrollo de las tareas electorales.

"EL INE denunciará los ataques ante la Procuraduría General de la República y en los próximos días se firmarán acuerdos de colaboración con alcaldías.” Pablo Sergio Aispuro, vocal ejecutivo del INE

Logros. En la sesión del Pleno del Consejo Electoral la Vocal de Capacitación Electoral presentó un informe sobre el avance que tiene la visita en los domicilios para la entrega de cartas-notificación.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]